viernes. 02.12.2022

El alcalde de Castro Urdiales, Fernando Muguruza, ha expulsado al concejal de Izquierda Unida (IU), Salvador Hierro, del pleno ordinario de hoy por excederse en el tiempo que le había concedido a la hora de analizar el punto relativo a la cesión del local en la Plaza de la Marinera a la Asociación de Mujeres Atalaya.

El alcalde de Castro Urdiales, Fernando Muguruza , expulsó hoy del pleno al concejal de IU, Salvador Hierro, que fue desalojado por la Policía Local sentado en la silla tras negarse a abandonar la sala por su propio pie.

La actitud de Muguruza, que echó al concejal del pleno por exceder el tiempo de cuatro minutos que el mismo le había fijado para que interviniera, provocó que el PRC y el PSOE abandonaran también la sesión plenaria al considerar que el alcalde ha vulnerado los derechos de los concejales.

En medio de la tensión, Salvador Hierro le dijo al alcalde que no estaba haciendo nada fuera de lugar y que cuatro minutos de intervención no eran suficientes para fijar su postura.

El concejal criticó la "intransigencia del alcalde", quien le expulsó después de pedirle tres veces que acabara su discurso, y le llamó tránsfuga. "Estoy aquí legítimamente sentado y no el tránsfuga del señor Muguruza y quienes le apoyan", dijo Hierro.

El alcalde de Castro Urdiales denunció que "todo estaba organizado" y que los grupos de la oposición han ido al pleno "preparados y mentalizados para que sucediera lo que ha sucedido".

El regionalista Javier Virto leyó un escrito de denuncia de los "excesos" del alcalde en su facultades para dirigir los plenos, lo que, para Muguruza, refleja que todo estaba organizado, porque el texto había sido mecanografiado.

Muguruza ha subrayado que "bajo ningún concepto" ha sido su intención privar del derecho de expresión a Hierro, aunque también ha defendido que para que los plenos discurran con normalidad tiene que haber alguna regla.

Y la regla, ha añadido, le corresponde al alcalde por orden del reglamento de funcionamiento de los entes locales.

Antes de todo ello, el pleno de la Corporación municipal de Castro Urdiales han aprobado, por unanimidad, la puesta a disposición del Gobierno de Cantabria de los terrenos municipales necesarios para la ejecución del aparcamiento subterráneo y correspondiente urbanización del Parque Amestoy, por lo que las obras podrían empezar de forma inmediata. Todos los partidos se congratularon por esta decisión, que ha tardado en llegar 16 años.

Además, los ediles castreños han votado a favor una modificación del proyecto para que pueda ejecutarse la obra antes de final de año. En este sentido, la Corporación ha aprobado un informe-propuesta de los Servicios Técnicos Municipales para modificar las circulaciones en el entorno del aparcamiento subterráneo del parque.

Se aprobó también la cesión de un local municipal a la asociación de Mujeres Atalaya, ya que el que ocupa ahora será destinado a la ampliación del centro de salud Cotolino y, de manera provisional, la modificación de la ordenanza reguladora del precio público por la prestación del servicio del polideportivo. El abono anual subirá un 2 por ciento para no tener que cerrar en agosto.

El pleno solicitó al Gobierno de Cantabria la inclusión de Sonabia y Ontón en la tercera fase de la red de saneamiento o llevarlo a cabo en una cuarta fase.

Tras quedarse solo el equipo de gobierno en el pleno se suspendió el debate de todas las mociones salvo una, presentada de forma urgente y en la que se solicita al Gobierno de Cantabria que pague la atención sanitaria de una niña que padece una grave enfermedad y debe ser tratada fuera de Cantabria.


Vídeo: http://www.eldiariomontanes.es/multimedia/videos/116556.html


Extraído de: eldiariomontanes.es

Ampliamos información sobre la expulsión del pleno de Salvador Hierro