lunes. 15.04.2024

Lo había anunciado el preparador de Castro, Juan Mari Etxabe, a la conclusión de la nefasta regata celebrada el sábado en aguas de Santander (Bandera Sotileza), no exenta de polémica año tras año, pero que nadie pone remedio a este hecho. Una regata en la que Castro se encontró con un “trapo” que alguien, presa de los nervios, había arrojado a las aguas de la Bahía de Santander tras la descalificación de Astillero, Pedreña y Colindres. ¡A por la bandera venimos mañana!, había anunciado el preparador castreño, y no se equivocó. Juan Mari sentó en las bancadas a todo su potencial, excepto algún remero que tenía permiso del preparador rojillo, y puso de manifiesto su superioridad ganando la Bandera Hipercor, realizando un excelente registro de 19:25,18, y metiendo nada más y nada menos que 15 segundos a Pedreña y 22 a Astillero.

De esta manera, ‘La Marinera’ de Castro enseña sus verdaderas armas de cara a la ‘Liga San Miguel’ que dará comienzo el próximo 4 de julio con la disputa de la Bandera Telefónica en aguas de la ría de Bilbao. Una liga que la S.D.R. de Castro Urdiales quiere tener en sus vitrinas ya.
 
Y esta vez sí, esta vez los remeros rojillos de Castro tuvieron el “honor” de recoger el trofeo de manos del Presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, al contrario que los cuatro campeonatos que ya llevan ganados los remeros de la Sociedad Deportiva de Remo de Castro Urdiales esta año, como son: los Campeonatos Regionales de bateles y trainerillas y los Campeonatos de España en las mismas modalidades, donde el presidente cántabro no tuvo el “gusto” de asistir. Quizás las banderas celebradas en Santander sean más importantes que los campeonatos a los que hacemos referencia.
 
La regata en sí no tuvo mucha historia, quizás porque cuando la lucha está centrada en el segundo y tercer clasificado a medida que va avanzando la prueba, esta pierde interés y emoción. Y esto es lo que sucedió ayer en aguas de la Bahía santanderina. Con la bajada de bandera por el juez de mar para dar la salida a la prueba, Castro y Astillero salieron como dos auténticas cuadrillas de extraterrestres, pero a medida que fue avanzando el primer largo, Astillero se pego mucho a la calle de Castro y luego perdió unos valiosísimos segundos para ir a buscar su baliza, donde perdía cinco segundos con respecto a los rojillos y solo le metía uno a Pedreña. En este punto, Camargo perdía toda opción al perder dieciséis segundos con los castreños.
 
Recordemos que a Castro le había tocado en suerte la calle uno, la dos había recaído en la cuadrilla de Astillero, la tres en Pedreña y la cuatro en Camargo. Al contrario que en la Bandera Caja Cantabria disputada el pasado día 6 de junio, la Bandera Hipercor si era una regata como mandan los cánones, con cuatro largos y tres ciabogas sobre un recorrido de 5.556 metros, no una regata diseñada a golpe de “decretazo” por el Presidente de la Federación Cántabra, José Antonio Liaño, quitándole casi 500 metros de recorrido y añadiendo dos largos y dos ciabogas más.
 
Pero como esto ya no tiene remedio, volvamos a la regata. En el segundo largo de vuelta a balizas interiores, Castro se marchaba definitivamente de sus “perseguidores” y ponía agua de por medio. De esta manera se presentaba ya en la segunda ciaboga con una renta sustancial de nueve segundos sobre Pedreña, que había superado a Astillero, y once sobre los azules. Renta suficiente para ganar la regata, pero que a los castreños no les valía, querían dar el golpe de efecto que supone el meter a sus rivales la mayor diferencia posible, y así lo hicieron, viraron en la tercera ciaboga con quince segundos sobre los de la María de Cudeyo y diecisiete sobre Astillero que mantenía su lucha particular por hacerse con la segunda posición en la prueba.
 
Esta misma rente fue la que consiguieron los remeros castreños sobre pedreñeros en la línea de meta al marcar un tiempo final de 19:25,18, sin embargo los de la María incrementaban su ventaja sobre los azules de Astillero en siete segundos, que se habían “hundido” en el último largo.
 
Antes de esta tanda se disputó una primera en la que se vieron las caras Santander, Colindres y Santoña, tanda muy reñida entre colindreses y santanderinos que tuvo como vencedores a los remeros de la margen del Asón.
 
De esta manera, ‘La Marinera’ consigue su segundo “trapo” en lo que llevamos de la temporada de traineras, Bandera Sotileza y Bandera Hipercor.
 
Clasificación:
 
1º Castro: 19:25,18
2º Pedreña: 19:40,50
3º Astillero: 19:47,56
4º Camargo: 20:16,05
5º Colindres: 20:49,62
6º Santander: 20:51,38
7º Santoña: 21:08,06
 

REMO / ‘La Marinera’ de Castro muestra sus armas de cara a la ‘Liga San Miguel’