jueves. 29.02.2024

A la situación de total abandono y desamparo hacia la familia del recientemente fallecido remero de la S.D. Astillero Miguel Fernández Lores “Lagar”, en especial hacia el hijo, se une la actuación de la Federación Cántabra de Remo en la contratación del Seguro Obligatorio.

La familia de Miguel manifiesta su profunda preocupación por las condiciones de la póliza de seguro contratada para la Temporada 2007 por la Federación Cántabra de Remo que considera "vulnera gravemente los derechos fundamentales de los Remeros Cántabros, en lo que a las prestaciones mínimas del seguro obligatorio se refiere".
"Igualmente consideramos y demandamos a la Federación Española de Remo, a la que Miguel pertenecía como remero de la selección española de banco móvil, por el sistema de becas que aplican a sus deportistas, maniobra que evita la cotización a la Seguridad Social y no cubre suficientemente a sus descendientes o a ellos mismos en caso de fallecimiento o invalidez. En el caso de “Lagar”, deja totalmente desprotegidos a su compañera sentimental y sobre todo a su hijo de tres años de edad, impidiéndoles tener derecho a las pensiones que moralmente les correspondería, las de viudedad y orfandad respectivamente".

"Nuestro querido Miguel era una gran persona y un remero de “élite” que entregó su vida al deporte, como hacen todos los remeros, recibiendo muy poco a cambio. Nosotros vamos a luchar, como él hizo siempre, para que al menos su hijo reciba la pensión de orfandad que por derecho creemos le pertenece".


Póliza de seguro Obligatorio

La Ley del deporte 10/1990 establece la obligatoriedad para todos los deportistas federados de estar en posesión de un seguro que cubra los riesgos para la salud derivados de la práctica deportiva correspondiente.

La póliza del seguro de accidentes, que suscriben las federaciones deportivas, se rige por el Real decreto 849/1993 que establece las prestaciones mínimas que han de cubrir. Establece que no es necesario que el accidente se produzca en una competición, ya que se considera como accidente deportivo toda lesión corporal que derive de una causa violenta, súbita, externa y ajena a la intencionalidad del asegurado ocurrido en competiciones, calentamiento, en entrenamiento e incluso en itinere.

La familia ha declarado que las condiciones de la póliza contratada para la temporada 2007 por la Federación Cántabra de Remo, a través de su presidente D. José Antonio Martínez Liaño "no cubre los requisitos mínimos".

"Denunciamos a la Federación Cántabra de Remo por su falta de diligencia y la responsabilizamos del desamparo en el que se han visto sumidos los afectados, que, aparte de su dolor por la terrible pérdida, se sienten solos ante este grave atropello de los derechos de Miguel en la persona, sobre todo, de su hijo".

La familia presentará durante el mes de febrero del presente año, una demanda en defensa de sus derechos e intereses.

El fatal accidente, que acabó con la vida de “Lagar”, de 25 años, remero de la S.D. Astillero y de la Selección Española, ocurrió el 19 de diciembre de 2007 en la N-632, cuando el coche del deportista, que se dirigía a un entrenamiento en su Club, colisionó con otro vehículo.

Remo : La familia de 'Lagar' demandará a las federaciones cántabra y española