martes. 25.06.2024

La Federación Cántabra lo tiene decidido. Quiere cambiar el actual modelo de competición y dotar al mismo de una mayor espectacularidad. Quieren que los aficionados disfruten más, que no sólo vean pasar un par de veces a las traineras y, por eso, «al menos dos» de las cuatro regatas que habitualmente organiza el organismo territorial en junio constarán de un campo de regateo con seis largos y cinco ciabogas que romperán con el tradicional recorrido de cuatro largos y tres maniobras. «Al espectador hay que respetarlo ». Son palabras de José Antonio Fernández Liaño, presidente de la Federación Cántabra y que se ha convertido en el principal impulsor de la iniciativa.

Con esta sentencia justifica las modificaciones que está decidido a introducir. «Hay que hacer lo posible para que el aficionado pueda disfrutar más de la regata, ya que de los veinte minutos que dura cada una, los seguidores apenas disfrutan de cuatro», apunta. «Cuando los barcos están a doscientos metros no puedes disfrutar del espectáculo », añade. Por eso, reconoce estar «loco por conseguir las regatas de seis largos, porque no es lo mismo hacer cada uno de mil y pico metros que hacerlo de seiscientos. Esto último permitiría seguir toda la carrera y vislumbrar las maniobras exteriores desde un punto cercano a las balizas de salida y meta».

Martínez Liaño adelanta que ya ha cerrado «acuerdos con la gente que nos ayuda» como el Banco Santander, patrocinador de una de las cuatro banderas que en Cantabria preceden al inicio de las ligas. Hipercor, Caja Cantabria y Sotileza son las otras tres. A esta última habría que eliminarla ya que no se disputa en la bahía, sino que dispone de un recorrido propio y sin ciaboga alguna, ya que parte de El Sardinero hasta introducirse en la bahía.

«Llevo tiempo luchando por eso y este año lo voy a hacer», insiste el presidente de la federación territorial. Considera que los seis largos «permitirían al espectador mantenerse entretenido, ya que en junio sigue el espectáculo gente que igual no está muy acostumbrada a ver remo e incluso algunos turistas y terminan aburriéndose, ya que ven irse las traineras y no saben si volverán pronto o dentro de media hora y, o se acaban marchando o terminan diciéndote que ha sido un coñazo». La obligación de tener que afrontar cinco ciabogas valora más la técnica de las diferentes embarcaciones que la potencia. Las regatas durarían algo más y la pericia de los patrones ganaría en importancia.

Liaño asegura que aún no lo ha hablado con los clubes aunque cree que no se pondrán en contra. La iniciativa no sería nueva. Es una opción que ya se utiliza en más de una regata que forma parte de la ARC. Pero es más por obligación que por una opción personal. Sin embargo, la intención de la Cántabra va más allá de alterar el campo de regatas tradicional, sino que también quiere impulsar diferentes modelos de competición y recuperar los ‘sprints’ de mil metros que ya se vieron hace años en la bahía de la capital cántabra. «Es algo que quiero llevar al reglamento nacional.

Están establecidas las regatas de tres millas y eso está bien, pero hay que introducir otras modalidades que creo que el espectador podría agradecer», apunta Martínez Liaño.

El regional y nacional de bateles ya tiene horarios

Santander acogerá tanto el Campeonato de Cantabria de bateles como el de España. El primero de ellos se disputará el fin de semana del 18 y 19 de abril. La primera jornada se disputará a las 17.00 horas y la segunda a partir de las once de la mañana.

Idénticos horarios tendrá el Nacional el sábado aunque la jornada dominical comenzará una hora antes, a partir de las 10.00 horas.

El campo de regatas estará situado en la bahía de Santander, entre el monumento de homenaje a los raqueros y el Muelle Alvareda.

Extraído de: elalerta.com

REMO / Apuesta por los seis largos