miércoles. 24.04.2024

El domingo 29 de septiembre, el Grupo de Montaña Castro llevó a cabo una salida a la zona del Miera y sus recónditos lapiaces.

La marcha la comenzaron en Ajanedo, próximos ya a San Roque de Riomiera, y la finalizaron en el pueblo de Mirones. Es una zona, quizás, apartada de los circuitos tradicionales, que, sin embargo, guarda una belleza casi salvaje y rincones increíbles. A pesar de lo inhóspito del terreno, el hombre ha sido capaz de tejer senderos para poder acceder a las praderías y construir sus cabañas y de construir calzadas por las que llevar parte del tesoro vegetal de los bosques a los hornos de las Reales Fábricas de Artillería de La Cavada y Liérganes.



La ruta. por tanto, fue un continuo contraste entre prados y cabañas, como la zona de Bordillas, intrincados laberintos cársticos, de aparente imposible acceso y bosques de avellanos, hayas y un sin fín de especies más. Desde las zonas altas, además, vistas a gran parte de la región, destacando, por un lado, la hermosa Bahía de Santander, y, por otro, colosos como el Castro Valnera y el Porracolina. Una ruta que deja hueya.

Pero el Grupo de Montaña Castro no para y el próximo domingo participará en El V Día de los Senderos de Cantabria, haciendo la ruta de la costa de Santander, desde la Virgen del Mar hasta el Palacio de los Deporte, pasando por La Maruca.



MONTAÑISMO/ El Grupo de Montaña de Castro Urdiales en la zona del Miera