viernes. 14.06.2024

Dicen que de todas las reacciones posibles, la más hábil y económica es

el silencio. Es lo que planea alrededor de los clubes de la ACT y ARC.

Ni en Orio ni en Castro ni en Pontejos consiguieron ponerse de acuerdo

para abrir un primer sondeo sobre qué postura adoptar en caso de que

Astillero participe finalmente en la clasificatoria de La Concha, el

próximo jueves. Los clubes eludieron abordar el asunto. No se pasó de

los pequeños círculos. Se trataba de debatir sobre lo acontecido en la

última semana en referencia a La Concha y al hecho de que el Juzgado de

lo Contencioso Administrativo número uno de San Sebastián haya obligado

mediante un auto judicial al CAT (Centro de Atracción y Turismo) a

invitar a Astillero.
Algunas entidades apuestan por tomar medidas de presión que llegarían

en el peor de los casos al plante colectivo, sin embargo, según avanzan

los días, la sensación es bien distinta. Los clubes estarán en la

clasificatoria y también remarán los dos primeros domingos de

septiembre, a pesar de que Astillero sea uno de los posibles rivales.

Desde

algunos clubes de la ACT se ha solicitado al presidente la convocatoria

de una reunión no oficial «con el propósito de tocar el tema», pero no

han tenido respuesta. Se considera que es una postura individual de

cada entidad en la que la ACT como colectivo no tiene nada que decir.

Desde

otra vertiente se entiende que «lo mejor es esperar a ver qué ocurre

con el recurso presentado por el CAT», uno de súplica que ya ha sido

admitido a trámite, y otro de alzada que se presentará hoy o mañana. Si

todavía Astillero tuviera opciones de participar entonces todavía

habría posibilidades de que los clubes se reunieran, aunque ya no antes

de la clasificatoria. No es fácil reunir a doce entidades separadas por

cientos de kilómetros.

Algunos barajan también la opción de organizar una regata paralela, aunque ésta no tiene visos de llegar a concretarse

Las federaciones esperan

En

la misma situación se encuentra el colectivo de árbitros vascos. No

tienen clara su postura en caso de que Astillero acabe participando en

La Concha. La pasada semana la Guipuzcoana y la Vasca firmaron el

convenio de colaboración con el CAT, por el que adquieren el compromiso

para dirigir la clasificatoria y los dos primeros domingos de

septiembre, aunque el presidente de la Federación Guipuzcoana, Jose-txo

Etxeberria, considera que pese al acuerdo adquirido «lo que cuentan son

las palabras».

La Bandera de La Concha espera acontecimientos.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo parece tener la última

palabra. Se espera para el jueves o viernes se conozca ya una

respuesta. En caso de que resuelva a favor del CAT entre la

clasificatoria y el primer domingo de regatas, y siempre que Astillero

se hubiera clasificado entre los siete primeros, podría darse el caso

último que el club cántabro quedara fuera de la lucha por la bandera,

siendo la octava trainera de la clasificatoria la que ocupara su plaza.



De lo que no cabe duda es que manejar el silencio es más difícil que manejar la palabra, aunque la postura unánime sea difícil.

Extraído de: diariovasco.com

Los clubes ACT eluden cualquier cita sobre La Concha y Astillero