miércoles. 24.07.2024

El sanjuandarra es uno de los fijos en La Marinera que aspira a ganar la general de la ACT y La Concha. Tiene el remo como pasión y se dedica a enseñar y entrenar a quienes comparten esa condición en la escuela municipal de Castro. Allí donde este deporte es casi una religión y donde han pasado de la desolación a la alegría en una semana. La Marinera, su diosa. Y en ella, como kontrankeko, un sanjuandarra.


- Cómo cambian las cosas en una semana.
- Todavía no nos explicamos lo que nos ocurrió en la segunda jornada del campeonato de España. Dejamos un día de descanso y el martes el bote llevaba las buenas sensaciones de las jornadas anteriores. Este fin de semana hemos demostrado que la verdadera Marinera se parece más a la de la primera regata de Castro que a la de la segunda.

- Se sentirían como en una ola.
- Nunca mejor dicho. Lo de la ola final fue un poco casualidad. Una anterior nos había desplazado de la calle y nos llegó según volvíamos a corregir la dirección. Iker Gimeno nos avisó de que andábamos cerca del récord y, sintiéndonos ganadores, tuvimos todo de cara. En cuanto vimos la popa sobre la ola empezamos a gozar notando la remada más suave y la velocidad superior de la trainera.

- ¿Se puede decir que están en plena forma?
- Son fechas de puesta a punto. Creo que Zarautz nos ha dado un último empujón. Es una ikurriña muy exigente. Notamos que aguantamos más tiempo en esa alta intensidad de la txanpa inicial. Y técnicamente estamos a nivel muy alto.

- ¿Todavía de puesta a punto?
- En principio, la idea era empalmar dos regatas tan duras como las de Zarautz con unos entrenamientos exigentes esta semana. Pero ahora, tras valorar las analíticas y el estado de cansancio, veremos cómo proseguir.

- Dicen que Zarautz es una buena referencia de cara a La Concha.
- Sí. Puede ser. Está claro que somos candidatos a la victoria y esta ikurriña nos ha venido bien para la moral. Pero botes como Urdaibai y Astillero pueden jugar con todos sus no propios y no sabemos si hasta ahora hemos visto su mejor versión. Orio también es una trainera a tener en cuenta siempre cuando llega La Concha.

- Porque, ¿es su objetivo, verdad?
- El club prioriza La Concha a la Liga San Miguel, pero a mí, personalmente, la liga me tira más. Creo que La Concha se ha devaluado desde 2005. Para mí siempre lo ha sido todo, pero hoy es el día que voy porque soy un profesional. Si de mí dependiera, ni eso.

- ¿A qué se debe tal reacción?
- Al modo en el que nos trataron en La Concha de 2005 a los de Pedreña no tiene justificación. Es una regata que va a su aire. Hacen lo que quieren. No tiene nada que ver con la seriedad de la ACT. Nos guiamos siempre por un reglamento, pero esa competición salta por encima de todo.

- ¿Puede poner algún ejemplo?
- ¿Dónde se ha visto que tengamos que firmar un documento en el que nos comprometemos a no acudir a los juzgados en temas referentes a la regata de La Concha? Algo que se puede hacer en la vida ordinaria, no se permite en ese coto particular.

- Ha quedado claro que esa prueba le desagrada. ¿Qué le agrada?
- La afición de Castro. Es espectacular. Si ahora mismo vas allí verás a la gente haciendo la compra con las camisetas rojas de La Marinera. Fue un palo para ellos el fiasco del campeonato de España en casa, pero el domingo nos recibieron como campeones tras ganar en Zarautz.

- Esa pasión se notará en la escuela que dirige.
- El remo es el deporte rey allí. A la afición que puede existir en Orio, Pasaia u Hondarribia, se une en Castro un mayor número de habitantes. Es una ciudad.

Extraído de: diariovasco.com

Joseba Fernández: «El club da prioridad a La Concha; yo, a la Liga San Miguel»