martes. 07.02.2023

Nuestros equipos de base cosecharon sendas victorias en su vuelta a la competición tras el parón navideño. El Juvenil se impuso (4-2) y se acerca un poco más a su objetivo de finalizar entre los cuatro primeros, mientras que el Cadete sigue su pugna particular con el Bilbo, con quien se medirá esta semana en el Peru Zaballa, tras vencer por 10-2 al San Jorge.

El Juvenil castreño volvió por la senda del triunfo tras dos derrotas consecutivas y lo hizo precisamente ante uno de los candidatos a arrebatarle la cuarta plaza que actualmente ocupan. Además, el mérito de la victoria estriba en que supieron rehacerse a un tempranero gol del Lagun Onak, para en un segundo tiempo muy serio, sumar tres puntos de oro que le permiten romper la racha negativa de los dos últimos choques ligueros.

Los primeros compases del choque fueron trepidantes, con cuatro tantos en los seis primeros minutos. El partido, bronco, duro y trabado por minutos, vio como a los once segundos los de Galdakao se ponían por delante, lo que suponía un jarro de agua fría para el joven equipo rojillo, que se veía por debajo en el marcador si ni siquiera haber tocado el balón.

A pesar del mazazo, los castreños se hicieron con el dominio del balón y fruto de una buena combinación ofensiva, Aritz asistía para que Sergio empujase a la red el empate a uno. Poco después, Miguel Cajigal, que volvía a jugar con el equipo Juvenil, sorprendía al meta visitante con un lejanísimo disparo de falta y ponía por primera vez a los locales por delante.

Pero poco duraría la alegría, ya que segundos después, los vizcaínos lograban el empate al aprovechar un error defensivo de los rojillos que les permitía llegar al descanso con el partido equilibrado. En el segundo periodo el partido se volvió bronco por minutos y aunque los castreños eran los que llevaban el peso del balón, el Lagun Onak esperaba en su cancha sus opciones a la contra.

En el ecuador de la segunda mitad llegaba una jugada que cambiaba el rumbo del partido: los vizcaínos se quedaban con uno menos, y en esa superioridad, Miguel Cajigal volvía a acertar con la meta rival para situar al Castro de nuevo por encima. Una renta que se ampliaría poco después al finalizar el cadete Jorge Vega una gran acción individual en la frontal del área con el cuarto gol local.

En los últimos minutos se estiraron los de Galdakao, quienes a base de empuje y de físico buscaban el área local, pero los castreños supieron administrar la renta cosechada para firmar un triunfo balsámico y que permite recuperar las sensaciones positivas de la victoria en esta primera fase de la segunda vuelta. El partido vio además como debutaba un nuevo Cadete con la plantilla Juvenil rojilla, en esta ocasión el meta Asier Núñez, que disputó el segundo tiempo, firmando una buena actuación.

El próximo compromiso para los entrenados por Aitor Daroca volverá a ser en Sámano, el Sábado por la mañana y recibiendo al Artaromo, colista del grupo y que aún no ha podido inaugurar su casillero de puntos.

El Cadete estrenó el 2009 igual que cerró el 2008, con una nueva victoria, que le permiten seguir en la zona alta de la clasificación, antes de la visita del líder con quien los castreños empatan a puntos. El partido sirvió además para volver a la competición tras casi un mes alejados de ella, y aunque el equipo tuvo algunos errores defensivos típicos tras el parón navideño, también pudo probar cosas que se han trabajado en las últimas sesiones.

El San Jorge, que mostró unos buenos conceptos de juego, aguantó el dominio local durante los primeros veinticinco minutos llegando con opciones al descanso. Pero los primeros minutos de la segunda mitad supusieron un arreón local, con cinco goles en trece minutos que rompían definitivamente el partido firmando una victoria cómoda.

Este primer partido de 2009 supuso también la vuelta a las canchas del guardameta Paulo, quien tras dos meses de lesión dispuso de unos minutos para volver a recuperar la forma. La próxima semana los rojillos repetirán en casa recibiendo al líder, el Colegio Zurbaran Tecuni Bilbo, en un partido de máxima rivalidad entre los dos mejores equipos de la competición y cuyo desenlace será muy importante de cara al título liguero.

De todos modos, y para hacer frente al equipo más goleador de la liga, los castreños deberán solucionar los errores defensivos de esta semana, porque este tipo de partidos tan igualados se deciden por pequeños detalles.

Fuente: Gabinete de Prensa del Fútbol Sala Castro Urdiales

FÚTBOL SALA / Nuestros equipos inician el año con buen pie