lunes. 05.12.2022

Casi ocho años después, el Castro logró sumar tres puntos en su visita a Belabieta, aunque los rojillos tuvieron que sudar de lo lindo para superar a un Ibarra que, como siempre, vendió muy cara su derrota. El conjunto castreño pudo haber sentenciado mucho antes, pero sus fallos ante la meta rival y en la propia le sentenciaron a sufrir hasta el final del choque.

El inicio de partido no pudo ser más trepidante. En los primeros dos minutos, el Castro ya había avisado con dos ocasiones de Dani Alonso y una de Lozano que se marcharon muy cerca de la meta local, mientras que el Ibarra respondió con un lanzamiento de Prados que se estrellaba en el larguero. Así las cosas, el primer gol no podía tardar en llegar, y a los cuatro minutos, Pedro enviaba a la escuadra un lanzamiento de falta. El partido se ponía bien para los rojillos, que poco después pudieron ampliar su renta con un pase de la muerte de Lozano al que Abel Macías no llegó por poco.

Mediada la primera parte, dos acciones individuales de Aiert haría emplearse a fondo a Zabalo por dos veces. Pero como quien perdona lo paga, pocos segundos después y tras un pase largo, Jose Mari falla en la salida y el balón queda a los pies de Aitzol, que establece el empate. Vuelta a empezar. Dani Alonso, el mejor del partido por parte rojilla, tuvo las dos siguientes opciones para marcar, pero el que acertaría segundos después sería Labaka, que establecía el 2-1 para los locales a la salida de un corner. Quien perdona lo paga ya tenía secuela.

La reacción rojilla no se hizo esperar; dos minutos después, Dani Alonso estuvo a punto de lograr el empate, y poco después Edu Vidal, desviando de tacón un pase al interior del área, tuvieron las opciones más claras. Por su parte, los locales seguían buscando sus opciones a la contra, con desplazamientos largos, y tras jugadas de estrategia. A dos minutos del final del primer tiempo, un disparo de Unai Labaka salía rozando el poste de la meta de Jose Mari. En la jugada siguiente, tras salida de presión, Edu Vidal establecía el empate a dos con el que se llegaría al descanso; quien perdona lo paga, tercera parte: la venganza.

Tras el paso por los vestuarios la decoración no cambió en exceso; la primera ocasión fue para los locales, tras un disparo cercano que Jose Mari desvió con el pie. Un minuto después, Dani Alonso acertaba a batir a Zabalo con un disparo desde fuera del área: 2-3, pero poco duró la alegría. Un minuto después, y tras una jugada un tanto embarullada, un disparo desde la frontal que tocaba en un jugador rojillo suponía un nuevo empate.

El partido estaba loco; tras una clara ocasión de gol entre Pedro, Dani Alonso y Edu Vidal que no entra, contra de los locales y balón al poste. Para no ser menos, un minuto después Pedro estrellaba el balón en el larguero. Dani Alonso tuvo de nuevo otra ocasión para adelantar a los rojillos, aunque en boca de gol enviaba el balón por encima de la portería. Dos minutos después, Zabalo se lucía de nuevo para enviar a corner un disparo de Abel Macías desde la frontal del área; acto seguido, Pedro marcaba el 3-4 tras un disparo exterior. A ver lo que nos dura, pensaba más de uno en el seno del conjunto castreño.

Con el marcador a su favor, los rojillos trataron de dormir el partido, y tuvieron en su mano la sentencia a cinco minutos del final; tras un robo en el centro del campo, Pedro y Dani Alonso encaran portería, y cuando todo el mundo cantaba el gol del joven jugador castreño, Zabalo evitaba el tanto. Con lo que hemos dicho ya, supondrán lo que pasó después; quien perdona lo paga, cuarta parte: el retorno. En esta ocasión, Unai Labaka, en jugada personal y desde la frontal del área. Y en estas, con el Ibarra con cinco faltas y sin Rubén, por lesión, se afrontaba el tramo final del choque.

A dos minutos del final, la sexta falta de los locales, protestada, rigurosa e innecesaria a partes iguales permitió a Lozano establecer el 4-5 para el conjunto castreño desde los diez metros. Al Ibarra le tocaba apostar por la heroica, actuando primero con Labaka y luego con Prados como portero jugador, aunque los rojillos, que habían visto las cuatro películas anteriores, no se dejaron sorprender por quinta vez. En vez de eso, un minuto después Edu Vidal lograba robar un balón en las cercanías de la meta local y establecía el 4-6 que a la postre sería definitivo.

En resumen, importante victoria del conjunto rojillo, que se mantiene en segunda posición de la tabla y vuelve a sumar tras dos derrotas consecutivas, en una de las canchas más complicadas del campeonato. La próxima semana, nueva reválida para el conjunto castreño, que se medirá al UPV Inter el Sábado a las 17:00 h. en el Polideportivo Municipal Peru Zaballa.

LAUBURU K.E. IBARRA 4 - C.F.S. CASTRO URDIALES 6

IBARRA: Zabalo, Prados, Karrera, Garmendia y Labaka (2) Cambios: Aitzol (1), Víctor, Loitzun (1), Rubén y Aritz

CASTRO URDIALES: Jose Mari, Pedro (2), Abel Macías, Lozano (1) y Dani Alonso (1) Cambios: Edu Vidal (2), Aiert, Chema y Juan Cruz.

 ARBITROS: Bergado Llorente y Eguía Etxearte, del colegio vizcaíno. Mostraron tarjeta amarilla a los locales Labaka y Prados, así como a Lozano por parte visitante.

MARCADOR: 0-1, Pedro (4'); 1-1, Aitzol (11'); 2-1, Labaka (14'); 2-2, Edu Vidal (18'); 2-3, Dani Alonso (22'); 3-3, Loitzun (23'); 3-4, Pedro (29'); 4-4, Labaka (36'); 4-5, Lozano, doble penalty (38'); 4-6, Edu Vidal (39').

Fuente: fscastrourdiales.com

FÚTBOL SALA / Importante y trabajada victoria del Castro en Ibarra