sábado. 20.04.2024

En medio de una enorme confusión acerca del futuro y la viabilidad de la División de Plata, a los clubes de Primera Nacional A tienen hoy su primera criba para formalizar su inscripción. Aquellos clubes que han obtenido el derecho de ascenso ( ocho campeones y un subcampeón, según informa la RFEF ) deben abonar hoy a la Liga Nacional de Fútbol Sala la cantidad de 3.500 euros en concepto de garantía de participación, cantidad que perderían en caso de que finalmente no se inscriban.

Los clubes que superen esta criba deberán abonar aún otros 42.000 euros a lo largo de la temporada, con un primer plazo de 17.000 que deberá realizarse antes del 20 de Junio. Esa también es la fecha para que el resto de clubes de División de Plata abonen su primer pago: los clubes que pertenecen a la Asociación deben abonar 37.500 euros como cuota fija, además de una cantidad variable que dependerá de en qué medida hayan "pasado por caja" en años anteriores y que contempla cuotas adicionales de más de 10.000 euros para prácticamente la mitad de los clubes.

Ante este panorama, vista la situación económica de muchos clubes y dado que la División de Plata el año pasado fue la competición más descafeinada de los últimos años ( con el ridículo añadido de una fase de permanencia que no servía para nada, que al final no se jugó y que provocó que 10 equipos terminaran la temporada en Marzo ) y lo poco que pintan los clubes de Plata en la LNFS, salvo para pagar, muchos dirigentes se plantean desligarse y pedir a la Federación Española que asuma el control la categoría, aunque esta última tampoco parece estar muy por la labor.

El Castro, a la espera

En cuanto al Castro se refiere, el club rojillo afronta la jornada de hoy con la sorpresa que provoca haber recibido un fax de la RFEF que le indica que, en cumplimiento del artículo 284.2 de la normativa, no puede ascender a Plata pese a haber sido campeón, tras haber renunciado a ella la pasada temporada. El club castreño es el único que se encuentra en esta situación, ya que ninguno del resto de clubes que descendieron en los despachos se ha proclamado campeón en su grupo.

Y todo eso estaría muy bien, si no fuera porque el Castro no renunció, sino que fue excluido por no poder hacer frente al pago de 40.000 euros que pedía la LNFS para participar. Una LNFS que aún no se ha puesto en contacto con el Club desde Junio del año pasado y en la que, por cierto, el club rojillo debería depositar 63.000 euros para poder ascender ya que, además de no devolverle su valor plaza, le han cargado una cantidad para paliar el déficit que padecía la Asociación, aunque el año pasado ya no pertenecía a ella. De cualquier forma, hace dos días el Club inició las acciones pertinentes para presentar recurso a la Real Federación Española de Fútbol.

Así que, por el momento, los clubes que han obtenido derecho de ascenso según la RFEF serían los ocho campeones restantes ( Avilés, El Escorial, Illescas, La Muela, Gasifred Ibiza, Abarán, Melilla y Puerto de la Cruz ) junto con el Ribera de Navarra como subcampeón del Grupo II; de hecho, los navarros ya anunciaron que eran equipo de Plata nada más terminar la liga, antes incluso de que la RFEF se pronunciase al respecto. Con ello, y siempre y cuando cumpliesen los requisitos los 21 clubes que ahora mismo se encuentran en Plata, la competición quedaría configurada por dos grupos de 15 equipos ( este año eran dos grupos de 11 ).

Sin embargo, las últimas informaciones son que varios clubes no van a afrontar el ascenso, y que otros tantos de los que ya estaban en Plata van a seguir los pasos de los otros 15 que el año pasado bajaron a Nacional A. Por ello, no está nada claro, aunque lo que sí es seguro es que la recta final de este mes de Junio va a ser, para desgracia del Fútbol Sala español, de nuevo un cachondeo. Dígale usted luego a los jugadores que las cosas se ganan en la pista.

Fuente: http://www.fscastrourdiales.com/

FÚTBOL SALA / Hoy termina el primer plazo para inscribirse en la LNFS