domingo. 27.11.2022

El Construcciones Quintana castreño fue siempre por delante en el marcador ante el ‘farolillo rojo’ de la División de Plata. En los primeros tres minutos de partido, fue como un relámpago prometedor, el equipo local salió a resolver y parecía que se iba a comer el mundo, pero ante el portal de Aitor, sucesivos fallos, algunos de ellos increíbles, y otros disparos que, o bien eran detenidos por el portero visitante o iban a cualquier parte menos entre los tres palos.


Luego llegó la sesión de un fútbol ramplón, carente de ideas por parte local, haciendo en ocasiones que el equipo andorrano en lugar de ser el colista, pareciera un equipo de entidad suficiente como para estar en la zona tranquila de la clasificación, pero esta imagen no era producida por la calidad del contrario sino por el demérito local y la pasibilidad y la abulia de un equipo que ofreció, una vez más, una imagen decepcionante. Así y todo, sin brillantez alguna, consiguieron ir al descanso con un apretado (2-1), que dejaba las espadas muy en lo alto para la segunda parte. Por aquello que no se debe perder la esperanza, aunque en ocasiones se roce el masoquismo, de esto sabe mucho esta temporada la afición castreña, se esperaba la reacción local, pero no pasó de ser un deseo, quizás un sueño irrealizable, porque el buen juego, las jugadas montadas desde atrás, al primer pase, triangulando a lo largo de la cancha y llegando al portal contrario, nunca aparecieron y fueron sustituidas por la vulgaridad más absoluta y desesperante.

Es de suponer que la plantilla pueda estar deseando que la competición finalice lo antes posible, pero de lo que no hay duda es que la afición ha comenzado a dejar ver las butacas del Peru Zaballa y la mayoría se marchó en el más absoluto silencio, eso sí, hubo un grupúsculo que aún tuvo, no sabemos si por una forma de demostrar su decepción o por sistema, que aplaudió a los sufridos protagonistas de tan insoportable capítulo futbolístico. “¡Cosas veredes, amigo Sancho!”, dijo Don Quijote.

Los equipos, formaron de la siguiente manera:

Construcciones Quintana: Luisma, Pedro, Edu Vidal, Chiqui Gil y Borja –equipo inicial–, Yeray, Abel Macías, Fernando Pascual, Oliver y Liendo.

Andorra: Aitor, Serguinho, Talín, Moisés y Xavi Sola –equipo inicial–, Adriano, Fabinho y Jona.

Arbitros: Sande Veiga y Trincado Fernández (gallego). Amonestaron a los locales Yeray, Edu Vidal y Chiqui Gil. Por parte visitante amonestaron a Fabinho, Serguinho, Jona y expulsaron por doble amonestación a Talín en el minuto 15 de juego.

Goles: 1-0, m.11, Liendo. 2-0, m.15, Yeray. 2-1, m.16, Jona. 3-1, m.26, Abel Macías. 3-2, m.27, Fabinho. 4-2, m.34, Abel Macías. 4-3, m.36, Jona. 5-3, m.37, Borja.

Incidencias: encuentro correspondiente a la División de Plata, disputado en el Pabellón Peru Zaballa de Castro-Urdiales.

Extraído de: elalerta.com

Futbol sala / El Castro doblega al colista