miércoles. 30.11.2022

El esperado duelo entre OPDE Ribera Navarra y Castro Urdiales no defraudó las expectativas creadas. Navarros y cántabros depararon un intenso encuentro, con emoción hasta el final y en el que se acabaría llevando el gato al agua el equipo que más acertó en los momentos decisivos, el local OPDE Ribera Navarra, que se impuso por 3-2. Tan solo una actuación arbitral que no estuvo a la altura del partido empañó un choque entre dos equipos que aspiran a estar en la zona alta de la tabla a final de temporada. Los rojillos tuvieron que ir a remolque durante todo el partido.

Cuando los numerosos espectadores que acudieron al pabellón del Colegio Jesuitas apenas habían tenido tiempo de sentarse, Charly Morteruel adelantaba a los locales con un disparo desde la frontal del área tras un fallo de la defensa castreña. Los siguientes minutos depararon emoción y ocasiones por ambos bandos, pero el siguiente en llevarse el gato al agua sería el conjunto local; una falta en las inmediaciones del área castreña llegaba a pies de Cone, que a la media vuelta establecía el 2-0. No obstante, la reacción castreña no se hizo esperar, y nada más sacar de centro, una buena combinación permitía a Aiert subir el 2-1 al marcador. El gol espoleó a los rojillos, y poco después Edu Vidal pudo lograr el empate tras una jugada ensayada al saque de una falta, pero se encontró con Sergio Burgos. Los primeros compases de la reanudación tuvieron color local, y fruto de ese dominio llegaría el tercer tanto navarro a los cuatro minutos tras una gran combinación entre Luisma y Ferra rematado a la red por este último. Más dificil todavía.

Al igual que en la primera parte, el Castro fue de menos a más y cinco minutos después, Edu Vidal volvía a dejar la renta local en un solo gol tras culminar un contragolpe conducido por Lozano; con 3-2, el partido estaba totalmente abierto. Los minutos seguían pasando, y a 5:27 para el final, llegó una situación límite para el conjunto castreño: Pedro busca un balón que está a punto de salir por línea de fondo y que un defensor local protege con su cuerpo. El balón sale, el jugador ribero cae al suelo y el capitán rojillo ve su segunda tarjeta amarilla. Destacar que los rojillos, que cometieron cinco faltas en todo el partido, se llevaron seis tarjetas amarillas, mientras que los locales, con diez faltas cometidas, se llevaron dos. Los últimos compases del encuentro depararon un disparo de Luisma que salió rozando el poste para los locales, y un último intento de asedio rojillo a la meta local que no se vio recompensada con un gol.

Por tanto, victoria para un OPDE Ribera de Navarra que se coloca líder en solitario con tres puntos de renta sobre el Castro, que suma su primera derrota de la temporada.

La próxima semana, los rojillos recibirán en el Peru Zaballa al Burlada, mientras que el Ribera repetirá en casa ante el Ibarra.

El Castro jugó con José Mari, Pedro, Edu Vidal (1), Lozano y Dani Alonso. Cambios: Juan Cruz, Chema y Aiert (1).

Extraído de: elalerta.com

FÚTBOL SALA / El Castro cae en Navarra