domingo. 14.04.2024

Hay veces en la vida que, cuando llega tu momento y has trabajado, las cosas simplemente te salen bien. En la mañana de ayer, un Polideportivo Municipal Pachi Torre de nuevo lleno hasta la bandera ha presenciado cómo el Castro, contra todo pronóstico, aprovechaba el empate entre Pozo Entrevías y Caja Segovia para colarse en las semifinales de la Copa de España que se disputará dentro de quince días en Murcia. Participar en esta competición y en casa ya era de por sí un regalo para los jóvenes jugadores castreños, aunque este logro es sin duda el premio gordo, una recompensa a la ilusión y al trabajo; no se puede denominar de otra forma el alcanzar una competición en la que estarán los cuatro mejores equipos del país.

Tras conocer el resultado del partido anterior, el conjunto castreño saltó a la cancha del Pachi Torre dispuesto a afrontar su mayor reto en sus dos años de historia: ganar para pasar a la ronda final de una Copa de España. Y lo cierto es que los rojillos respondieron a la perfección, aunque los bilbaínos lograron adelantarse en el marcador con un gol de Pelli a los tres minutos de juego, tras aprovechar un rechace de Asier a disparo de Mikel Cabañes.

Pocos segundos después, y tras una jugada ensayada al saque de una falta, Efrén subía el empate al marcador, y casi sin tiempo para reaccionar, Imanol marcaba el 2-1 al saque de una falta. Los rojillos siguieron apretando, y mediada la primera parte, un robo de balón de Mayron en propia pista finalizaba en una rápida contra y el 3-1 para los castreños.

El Bilbo trató de acercarse a la meta castreña para acortar distancias, aunque dejando huecos a su espalda; así, un balón largo de Borja permitía a Imanol plantarse solo ante Jon para establecer el 4-1 a los quince minutos. Mikel Cabañes pudo reducir distancias con un disparo desde el interior del área, aunque su lanzamiento salió demasiado cruzado. Y en los últimos compases del primer tiempo, un robo de balón permitía a Mayron y Efrén encarar la meta bilbaína y subir el 5-1 con el que se llegaba al descanso.

Pese a lo contundente del marcador, restaba aún mucha tela por cortar; más aún cuando, en el primer minuto de la segunda mitad, el Bilbo lograba recortar distancias por medio de un Iñigo Palacio que poco después estrellaba un balón en el larguero. El Castro comenzaba a pasar apuros, aunque a los cinco minutos de juego Efrén marcaba un auténtico golazo que suponía el 6-2 y la vuelta a la tranquilidad... de momento.

La responsabilidad, el cansancio y las ganas del rival pesaban, y el partido fue poco a poco inclinándose hacia la meta de un Asier que volvió a rayar a gran altura, pero que no pudo evitar dos goles casi consecutivos de Pelli y Jon Ander que ponían el marcador en un preocupante 6-4 a falta de ocho minutos para el final. Jorge pudo lograr un nuevo tanto que alejase los fantasmas tras una buena combinación, pero su disparo, desviado por Jon, se estrellaría en el poste.

De ahí al final, el Castro trató de controlar el juego, disponiendo de oportunidades a pies de Imanol, Jorge, Mayron y Efrén que fallaron en el último pase, así como una escapada de Aritz que un defensor bilbaíno sacaba bajo palos; por parte bilbaína, un disparo de Jagoba que Borja sacaba bajo palos y un disparo al larguero en el último minuto fueron las acciones más destacadas, aunque el marcador ya no se volvería a mover para ninguna de las dos partes.

Con el pitido final se desataba la euforia en el Polideportivo Pachi Torre, que de nuevo había registrado un lleno absoluto para apoyar a los suyos. Los Cadetes castreños habían conseguido un logro con el que apenas se podía soñar hace unos pocos días: viajar a Murcia para disputar unas semifinales de la Copa de España. Un logro histórico para este Club y que probablemente no se aprecie en toda su magnitud hasta que pase un tiempo, por la dificultad que entraña y el esfuerzo y trabajo que ha costado.

Ahora, toca seguir entrenando. La temporada aún no se ha acabado, pero ayer eso a nadie le importaba. Esto ya no nos lo quita nadie... y ahora, a disfrutar del premio. Enhorabuena, chavales.

CASTRO URDIALES: Asier, Borja, Efrén (3), Jorge e Imanol (2) Cambios: Aritz, Mayron (1), Kevin, Txomin y Erik.

ZURBARAN BILBO: Jon, Pelli (2), Iñigo Palacio (1), Mikel Cabañes y Jon Ander (1) Cambios: Jagoba, Luis Carlos, Aitor y Guillermo.

ÁRBITROS: Antonio Altuna Gómez y Miguel Angel López Lastres, del colegio cántabro. Mostraron tarjeta amarilla a Kevin por parte local, así como a Jon Ander por parte visitante.

MARCADOR: 0-1, Pelli (3'); 1-1, Efrén (3'); 2-1, Imanol (5'); 3-1, Mayron (11'); 4-1, Imanol (15'); 5-1, Efrén (20'); 5-2, Iñigo Palacio (21'); 6-2, Efrén (25'); 6-3, Pelli (30'); 6-4, Jon Ander (34').

INCIDENCIAS: Lleno en el Polideportivo Municipal Pachi Torre. El Seleccionador Nacional Jose Venancio López Hierro acudió a presenciar el encuentro.

POZO ENTREVÍAS 4 - 4: EMPATE FINAL EN UN PARTIDO DE INFARTO

Pozo Entrevías y Caja Segovia se jugaban a una sola carta su pase a la fase final de la Copa de España con un denominador común: sólo les valía ganar. Los madrileños fueron sin duda quienes más cerca lo tuvieron, ya que llegaron a ir ganando 4-1 a falta de seis minutos; sin embargo, una reacción fulgurante de Caja Segovia dejó el partido con empate a cuatro tantos en una recta final en la que pudo ganar cualquiera.

Con estas premisas, de este enfrentamiento entre los dos grandes favoritos del grupo solo cabía esperar un partido vistoso y emocionante. Y lo cierto es que el primer gol no se hizo esperar; a los dos minutos de juego, David inauguraba el marcador para los madrileños, aunque mediada la primera mitad el conjunto segoviano igualaba la contienda por medio de Jorge.

A los quince minutos de la primera parte, Montes recibía un balón en el interior del área segoviana tras una contra y volvía a adelantar a los vallecanos, estableciendo el 2-1 con el que se llegaría al descanso; sin embargo, los castellanos dispusieron de una clara opción para empatar en los últimos segundos del primer periodo, tras un lanzamiento de diez metros en el que Javi Requena ganaba la partida a Jorge.

Los inicios de la segunda mitad mostraron a un Caja Segovia más ambicioso, aunque serían los madrileños los que se volverían a llevar el gato al agua tras un nuevo tanto de David. Los segovianos trataron de poner cerco a la meta de Héctor García, pero los chicos de Carmen Escribano no lograban atinar con la meta contraria, y daba la sensación de que Pozo Entrevías podía sentenciar en cualquier momento.

Así, y tras un balón largo a la espalda de la defensa segoviana, Iván subía el 4-1 a falta de seis minutos y parecía allanar del todo el pase de los vallecanos hacia la ronda final, pero aún quedaba mucha tela por cortar. Poco después, un disparo lateral de Rober subía el 4-2 al marcador, y sin apenas tiempo para reaccionar, un doble penalty permitía a Juanma lograr el 4-3 desde el punto de doble penalty. El partido estaba al rojo vivo.

Cualquiera podía llevarse los tres puntos y el paso a la siguiente ronda, y esa tensión se notaba en la pista; el conjunto segoviano dispuso de una clara ocasión para subir el empate por medio de Rober, quien tras salvar la salida del meta madrileño estrellaba el balón en el cuerpo de un defensor. Poco después era Farru el que tenía que intervenir para salvar un disparo de Iván desde la frontal del área, a pase de David. El mismo David tuvo opción a poco más de un minuto del final de asegurar la victoria con un lanzamiento de diez metros, aunque Farru evitaba el gol y mantenía vivo a un Caja Segovia que poco después dispondría de una nueva ocasión desde los diez metros que tampoco se materializó. Un final de infarto.

Y cuando todo parecía que terminaría con victoria madrileña, un pase al área tras un saque de banda era rematado de tacón por Diego y subía el empate a cuatro al marcador a falta de poco más de veinte segundos. Veinte segundos que aún dieron tiempo para un par de ocasiones más, incluida un mano a mano del propio Diego con Héctor García que el meta madrileño acabó desbaratando.

Al final, reparto de puntos que no sirvió a ninguno de los dos contendientes para alcanzar la ronda final, terminando Pozo Entrevías en segunda posición y Caja Segovia en tercer lugar, quedándose los dos a un solo gol de la siguiente ronda.

CAJA SEGOVIA: Andrés, Dani, Alfonso, Diego (1) y Oscar Cambios: Juanma (1), Rober (1), Jorge (1), Luigi, Sergio y Farru.

POZO ENTREVÍAS: Héctor García, David (2), Iván (1), Héctor Ortega y Rubén Cambios: Montes (1), Rubi, Espejo, Javi Requena y Fran.

ÁRBITROS: Jose Angel Somaza Quijano y Raúl Gómez Sáiz, del colegio cántabro. Mostraron tarjeta amarilla a Juanma y Jorge por parte del Caja Segovia, así como a Espejo y Montes por parte del Pozo Entrevías. Expulsaron al segoviano Luigi por doble amonestación.

MARCADOR: 1-0, David (2'); 1-1, Jorge (10'); 2-1, Montes (15'); 3-1, David (27'); 4-1, Iván (34'); 4-2 Rober (35'); 4-3, Juanma (36'); 4-4, Diego (40').

INCIDENCIAS: El Seleccionador Nacional Jose Venancio López acudió a presenciar el encuentro.

Fuente: http://www.fscastrourdiales.com/

FÚTBOL SALA / Castro Urdiales 6 - 4 Tecuni Zurvaran Bilbo: La que hemos liado