lunes. 15.04.2024

Jugar o competir; merecer o conseguir; ganar o perder. No hace mucho, a otros equipos del Castro les tocó conjugar estos verbos, que marcan la diferencia en citas de máxima igualdad, como en una Copa de España. Y lo cierto es que, si uno mira el resultado, pensará en un partido muy diferente. Nada más lejos de la realidad; hoy, los niños se han hecho un poco más mayores, aunque les han sobrado los últimos cuatro minutos. Sin embargo, competiciones como la Copa de España no perdonan los errores, y si una vez que has hecho lo más difícil no rematas la faena, el rival, que no suele ser cojo ni manco, lo hace pagar caro. Muy caro.

A nivel formativo, los jóvenes jugadores castreños han aprendido hoy varias cosas. No todos los días se juega una Copa de España en tu casa y con la grada superior del Pachi Torre llena hasta la bandera, con el gran ambiente que ello supone. Quizás esa fue una de las causas de que los rojillos salieran más revolucionados de lo normal, algo que no cambió con el gol de Jorge a los tres minutos de juego.

Los madrileños, sin embargo, mostraron bastante más rodaje y no bajaron los brazos pese a que el Castro se adelantó por dos veces en los seis primeros minutos; con una mayor dosis de experiencia y sangre fría, los entrenados por Javier Valverde mostraban el porqué de su condición de favoritos, daban la vuelta al marcador y se colocaban 2-4 mediada la primera parte.

Ahí llegó otra importante prueba para el conjunto castreño, que tuvo su primera oportunidad para autodestruirse; sin embargo, los rojillos no se descompusieron y tuvieron su premio, logrando en menos de un minuto el empate a cuatro con el que se llegaría al descanso. En los primeros compases de la segunda mitad, un gol de Borja ponía a los de Alex Soba por delante por tercera vez, y las cosas se ponían mucho mejor de nuevo para un Castro que, arropado por una grada que le llevaba en volandas, tuvo varias opciones para lograr algún tanto más, aunque Javi Requena evitó que los rojillos se marchasen en el marcador. Pero ojo, que el cuadro madrileño no había dicho su última palabra y obligó a Asier a trabajar también a destajo para evitar el empate en más de una ocasión.

Cuando mejor pintaban las cosas para los locales, llegaba otra situación nueva; dos minutos con uno más por expulsión de Rubi, a reloj parado, algo que en liga no han vivido en dos años. Un regalo envenenado, ya que los rojillos vieron tan cerca el sexto tanto que volvieron a caer en la precipitación, y ahí el conjunto madrileño aprovechaba ese punto extra que da la experiencia para lograr el empate con un jugador menos, e incluso pudo marcar el 5-6 en una contra, dos contra Asier. El sexto llegaría poco después, tras un absurdo doble penalty que David García aprovechaba para poner a Pozo Entrevías por delante y dejar el partido prácticamente visto para sentencia.

Porque, con todo en contra y rotos físicos y moralmente, los jóvenes jugadores castreños bajaron los brazos de forma alarmante en los últimos minutos, llegando a encajar cuatro tantos más, dos de ellos al quemar sus últimas bazas con Borja como portero jugador.

Una derrota por tanto, pero una victoria formativamente hablando para una plantilla a la que aún le queda mucho camino por recorrer. Derrotas como esta, a largo plazo, pueden valer más que muchas victorias. Pero para ello, ahora toca no bajar los brazos y seguir creciendo, ya que aún restan dos partidos más. Para Pozo Entrevías, esta victoria supone un importante paso adelante hacia la Fase Final de Mazarrón, aunque los madrileños aún deben superar dos complicados escollos ante Bilbo y Caja Segovia.

CASTRO URDIALES: Asier, Efrén, Jorge (1), Mayron e Imanol Cambios: Aritz, Borja (1), Kevin (2) y Txomin.

POZO ENTREVÍAS: Javi Requena, Espejo, David (3), Iván y Rubén (3) Cambios: Héctor Ortega (2), Rubi, Montes (1) y Javi Trinado.

ÁRBITROS: Diego Agüero González y Oscar Rodríguez Peña, del colegio cántabro. Mostraron tarjeta amarilla a los locales Mayron, Efrén y Jorge, así como al visitante David García. Expulsaron al visitante Rubi por roja directa.

MARCADOR: 1-0, Jorge (3'); 1-1, Rubén (4'); 2-1, Iván, en propia meta (6'); 2-2, Imanol, en propia meta (8'); 2-3, Rubén (9'); 2-4, David (10'); 3-4, Kevin (14'); 4-4, Kevin (15'); 5-4, Borja (23'); 5-5, Rubén (30'); 5-6, David, doble penalty (32'); 5-7, David (36'); 5-8, Héctor Ortega (39'); 5-9, Montes (39'); 5-10, Héctor Ortega (40').

CAJA SEGOVIA 5 - 3 BILBO: EL CAJA SEGOVIA SUFRE ANTE LA VOLUNTAD DEL BILBO

El Caja Segovia ha tenido que trabajar muy duro para sacar un partido que se le ha complicado enormemente ante un combativo Tecuni Bilbo. Los segovianos, perjudicados por la lentitud de la pista se han encontrado a un equipo bilbaíno que ha peleado cada balón como si fuera el último y que a pesar de estar prácticamente en cuadro, ha llegado a irse por delante al descanso.

De nuevo la gran pegada de Mikel Cabañes ha sido el gran argumento ofensivo de los de Fran Rodríguez, que a medida que pasaban los minutos y el cansancio comenzaba a pesar, iban cediendo más terreno ante un Caja Segovia que ponía cerco a la meta defendida por Jon. Tras el empate, los de Carmen Escribano se ponían por delante y obligaban al Bilbo a estirarse. Jonan pudo empatar de un formidable disparo desde fuera del área que se estrelló en el poste de Farru, pero ya con portero jugador, una contra segoviana ponía del definitivo 5-3 en el electrónico.

Por lo tanto, primer triunfo de los segovianos, que aunque hoy no han mostrado todo el potencial que les hace acudir como favoritos, han iniciado la competición con buen pie, sumando los tres puntos y llegando a la segunda jornada con ventaja sobre dos de sus rivales.

CAJA SEGOVIA: Andrés, Luigi (1), Diego, Juanma (2) y Rober Cambios: Oscar, Alfonso, Jorge (2), Dani, Jaime, Ismael y Farru.

ZURBARAN BILBO: Jon, Pelli, Jagoba, Jon Ander (1) y Mikel Cabañes (2) Cambios: Guillermo, Luis Carlos e Iñigo Palacio.

ÁRBITROS: Miguel Angel López Lastres y Pablo Aspiazu Rey, del colegio cántabro. Mostraron tarjeta amarilla a Rober por parte del Caja Segovia.

MARCADOR: 1-0, Juanma (4'); 1-1, Jon Ander (6'); 2-1, Jorge (7'); 2-2, Mikel Cabañes (18'); 3-2, Mikel Cabañes (20'); 3-3, Luigi (24'); 4-3, Jorge (33'); 5-3, Juanma (40').

Fuente: http://www.fscastrourdiales.com/

FÚTBOL SALA / Castro 5 - 10 Pozo Entrevías: Tan cerca, tan lejos ....