martes. 27.02.2024

Seis años y medio después el CFS Castro juvenil disputará de nuevo un partido de competición nacional. Los rojillos se estrenarán en la nueva División de Honor este próximo domingo a las 13:30 horas rindiendo visita a tierras guipuzcoanas a un viejo conocido, el Eskoriatza.



Después de varias temporadas participando en las competiciones de la Federación Vizcaína de Fútbol, el nacimiento de esta nueva competición nacional ha permitido que los castreños regresen a la máxima competición juvenil del país, tras la desaparición en 2008 del grupo de Liga Nacional en el que el club rojillo militaba. El Castro será el único representante de Cantabria en el grupo 3 de la categoría junto a otros diez equipos procedentes del País Vasco, La Rioja y Navarra.

El primer rival de los rojillos será el Eskoriatza, equipo que también participó junto a los rojillos en varias ediciones de la Liga Nacional y que, pese a estar encuadrados en territorio guipuzcoano, accede a esta categoría como actual campeón de Álava. Un complicado contrincante que, el pasado año participó en la Copa Vasca terminando subcampeón, y, cuyo equipo Cadete se alzó con el título en el campeonato vasco, imponiéndose posteriormente al equipo rojillo en la Fase Previa del Campeonato de España de la categoría celebrada en la localidad leonesa de Valencia de Don Juan.

El cuerpo técnico castreño, que lleva semanas trabajando de cara a llegar al debut en las mejores condiciones posibles, podrá disponer de la totalidad de la plantilla a excepción de Miguel Alonso, quien, tras su operación de rodilla, afronta ya la recta final de su recuperación.

El partido, que dará comienzo el domingo a partir de las 13:30 horas en el Polideportivo Manuel Muñoz de la localidad guipuzcoana, supondrá el banderazo inicial para una temporada en la que los rojillos tienen puestas muchas ilusiones.


FÚTBOL SALA/ Bautismo de fuego para el CFS Castro en la División de Honor Juvenil