miércoles. 30.11.2022

Se presentaba el Castro en el Pitiú Rochel alicantino con ganas de realizar por fin un buen encuentro fuera de casa, pero esta situación tendrá que esperar al menos hasta Enero cuando el equipo vuelva a jugar como visitante en competición liguera. El partido, que comenzaba desde los cauces de la igualdad, vio como en el minuto 19 era descalificada con roja directa Miki, en una acción que solo vieron los árbitros.


Esto motivó unos instantes de desconcierto que aprovecharon las alicantinas para coger ventaja, ventaja que fue neutralizada en un momento de arrebato por las castreñas que llegaron a ponerse iguales a 10 y con posesión de balón.

En este instante vino el peor momento del partido para las nuestras que encajaron 3 goles seguidos para ir a vestuarios con 13-10 en contra, y el comienzo de la segunda parte tuvo el mismo guión para alegría de las locales, que sobre todo en rápidos contraataques finalizaban sus acciones en gol.

Llegaron a tener las del Mar una diferencia de 10 goles, pero al final se vio reducida a 7, porque el Castro, a pesar de no estar fino, nunca dio balón por perdido.

A destacar por parte de las nuestras el buen partido de Yoli, el trabajo en el extremo de Erica, y la capacidad de lanzamiento de Viorica, que a pesar de no estar fina de cara a gol, lo intentó en muchas ocasiones.

Al final, 32 a 25 para el Alicante, y el Castro que piensa ya en el partido contra las campeonas de copa, Akaba Bera Bera el sábado en el Pachi Torre.

Fuente: Gabinete de prensa del BM Castro Urdiales

BALONMANO / Derrota en Alicante en un partido con altibajos (32-25)