martes. 28.05.2024

Astillero se proclamó en la mañana de ayer campeona regional de traineras, en una polémica regata celebrada en la Bahía de Santander.
La salida de la segunda tanda se llevo a cabo con dos horas de retraso debido a un problema con el campo de regatas.
Castro cruzó la meta en segundo lugar, a 16 segundos de los vencedores, mientras que Pontejos completó el podio, llegando al final con 30 segundos de desventaja.
Astillero demostró

que pese a llevar dos meses de parón debido a su sanción sigue siendo

la mejor trainera cántabra. En la mañana de ayer en la bahía de

Santander los remeros azules demostraron sus ganas de remar y que si

les dejan pueden proporcionar muchas alegrías al convulsionado remo

cántabro.

Los cuatro primeros barcos en saltar a las aguas capitalinas fueron los

cuatro botes cántabros que bogan en las dos categorías de la Liga ARC,

Pontejos, Camargo, Santander y Colindres.

La tanda comenzó ya con polémica cuando los delegados protestaron debido a mal estado de las balizas.

La cuarta boya de la línea de salida estaba garreada dos metros hacia

atras y las balizas exteriores también presentaban un mal estado.

Pese a esto las cuatro embarcaciones en liza dieron lo máximo de sí para conseguir un buen resultado.

Los remeros pontejanos se colocaron proa de regata nada más producirse

la salida y llegaron a la primera ciaboga con seis segundos de ventaja

sobre la Virgen del Carmen camarguesa, 16 sobre Ciudad de Santander y

27 sobre Colindres.

Los de la José Luis Valdueza consiguieron realizar el mejor segundo

largo de todo el campeonato y aterrizaron en el segundo giro con 9

segundos de adelanto sobre los verdes, 23 sobre la Virgen del Mar

santanderina y 47 sobre Colindres, que no tuvo su mejor día.

Los dos largos restantes sólo sirvieron para confirmar el dominio de

los del sur de la bahía, que atravesaron la línea de meta con 27

segundos de ventaja sobre Camargo, 54 sobre Ciudad de Santander y 1

minuto y 50 segundos sobre Colindres.

Tras llegar estas cuatro embarcaciones comenzó toda la polémica.

Los clubes de la segunda tanda decidieron no salir a remar si no se arreglaban las balizas.

Los remeros de Laredo incluso llegaron a sacar el barco del agua.

Tras intentar directivos de astillero convencerles, finalmente una

llamada telefónica provocó que los pejinos volvieran al agua.

La no participación en este campeonato provincial hubiera supuesto su

exclusión automática de la regata clasificatoria para la Bandera de La

Concha.

Tras dos horas de discusión finalmente saltaron al campo de regatas

Castro por la calle 1, Astillero por la 2, Laredo por la 3 y la María

de Pedreña por la 4.

Los astillerenses, que estrenaban la San José XIV, se colocaron en

primera plaza desde el principio, con Castro a poca distancia y Pedreña

un poco más retrasada.

Laredo salió a cumplir el expediente y llegó a la primera ciaboga con

un retraso de 17 segundos respecto a los pupilos de José Manuel

Francisco.

A medida que pasaba el tiempo Izor Zabala aumento el ritmo de paladas

de sus muchachos, que llegaron al tercer giro de la manga con una

ventaja de 14 segundos sobre Castro y 30 sobre Pedreña.

Los pejinos seguían a lo suyo y llegaron a la tercera ciaboga 2 minutos y 8 segundos más tarde que los lideres.

El último largo fue un paseo para los azules, que mantuvieron la

ventaja que tenían sobre la Marinera y cruzaron la meta con 14 segundos

de diferencia.

Los remeros entrenados por Joseba Fernández se dejaron ir en el cuarto

y último largo, lo que les hizo perder la tercera plaza en beneficio de

Pontejos.

Laredo por su parte prosiguió con su entrenamiento y

llegó al final de la competición con una desventaja de 2 minutos y 53

segundos.

Finalmente este tiempo no sirvió de mucho porque fue

descalificado debido a no estar presente en el sorteo de balizas, al no

tener intención de tomar la salida.

Tras acabar la prueba, Francisco Javier López Marcano, consejero de

Cultura, Turismo y Deporte, entregó la bandera a Israel Bolado, Pelos,

que la ondeó ante el delirio de los numerosos seguidores astillerenses

que no dejaron de animar a sus remeros durante la regata.

Incluso una avioneta surco los cielos capitalinos con una pancarta de apoyo a los remeros de la Astillero.

Gran afluencia de espectadores la que tuvo la competición.

Pese al gran retraso con que comenzó la segunda tanda el público

aguanto estoicamente para ver las evoluciones de los ocho clubes que

participaron.

Extraído de: eldiarioalerta.com

Astillero se proclama campeón regional