El Ayuntamiento estima entre 20.000 y 30.000 el número de "ciudadanos invisibles" de Castro Urdiales

Durante estas últimas semanas del año, el Ayuntamiento de Castro Urdiales está realizando una campaña de fomento del empadronamiento. La campaña, con el eslogan "queremos verte", trata de reducir el número de vecinos "invisibles", que el consistorio estima en torno a los 20 o 30 mil.

El desfase supone a las arcas del Ayuntamiento entre 4 y 6 millones de euros, que podrían dedicarse a mejorar la ciudad. De todo esto hemos hablado con la concejala de comunicación Elena García.

Según los últimos datos oficiales ¿Cuántas personas hay actualmente empadronadas en Castro Urdiales?

A fecha de hoy, en Castro Urdiales figuran en el censo 32.011 empadronados, una cifra que afortunadamente ha revertido la tendencia a la baja de los últimos años y que nos sitúa en cifras más o menos estables, aunque sin embargo claramente insuficientes para reflejar la realidad de nuestra ciudad.

 

¿Y cuántas se estima que viven realmente en la localidad?

Aunque no se pueden dar cifras oficiales ni concretas, se pueden estimar en torno a entre 20 y 30.000 las personas que residen en nuestro municipio pero no están empadronadas en él, y estas cifras se incrementan en verano, Semana Santa, otros periodos vacacionales e incluso los fines de semana. Es una población flotante muy grande.

 

¿Qué implicaciones tiene este desfase entre el número de empadronados y el número real de residentes?

Las implicaciones son diversas y todas negativas: el desfase implica que el Ayuntamiento recibe mucho menos dinero del que nos correspondería como participación en tributos del Estado, si sus residentes reales figuraran en el censo.

Por cada no empadronado dejamos de percibir unos 200 euros, lo que supone una merma de ingresos de varios millones de euros al año. Las cifras del padrón también son importantes para configurar los servicios acorde a la población, por lo que es una debilidad a la hora de tener una sanidad o educación adecuadas a nuestras necesidades.

Todos debemos ser conscientes de nuestra responsabilidad: hay que empadronarse para poder exigir.

 

El equipo de gobierno ha realizado ya varias acciones destinadas a fomentar el empadronamiento ¿se han fijado alguna cifra objetivo de empadronados al final de la legislatura?

Cualquiera que sea el número de personas a las que consigamos convencer de lo importante que es empadronarse, será importante, y vemos más allá de la legislatura, porque este tipo de campañas deben ser constantes y no depender de los políticos que estemos.

Evidentemente nos gustaría que fueran miles, pero también somos realistas y en este momento frenar la tendencia a la baja del padrón ya es suficiente objetivo, dado que en los últimos años estábamos perdiendo empadronados.

 

Uno de los principales argumentos de los no empadronados gira en torno a la sanidad ya que el Hospital de Cruces queda más cerca que el de Valdecilla ¿Crees que el tan comentado convenio sanitario entre Cantabria y Vizcaya ayudaría a fomentar el empadronamiento en Castro?

Desde luego que sí, porque la sanidad es un servicio de vital importancia para cualquiera y debemos tener los mejores recursos a nuestra disposición, al margen de en qué comunidad autónoma vivamos.

El convenio sería muy necesario y de justicia para los ciudadanos de ambas comunidades y especialmente para los castreños por la cercanía con Vizcaya.

En Cantabria contamos con un excelente sistema sanitario y hospitales de referencia de gran calidad, como Valdecilla y también Laredo a escala comarcal, pero es cierto que el transporte hacia Santander es muy mejorable y muchas personas preferirían poder acudir a la sanidad vasca.

Afortunadamente, hay planes del Gobierno de Cantabria para mejorar la calidad asistencial que se trae a Castro con nuevas especialidades a la vista y mejoras tecnológicas, que al menos aliviarán nuestra dependencia de otras ciudades.

 

Por barrios, ¿existen zonas de Castro donde el desfase entre empadronados y residentes sea más acusado o el problema afecta a todos los barrios por igual?

Sí, existen notables diferencias por barrios. Los más periféricos y también más nuevos, como Cotolino, tienen un mayor número de no empadronados.

 

Por último, ¿qué mensaje le gustaría trasladar a todos aquellos no empadronados que estén leyendo esta entrevista?

Les pediría una reflexión calmada sobre el tema: si queremos una ciudad con el nivel de servicios que merecemos, no podemos quedarnos fuera del sistema y esperar a que el Ayuntamiento haga más con menos.

Además, estar empadronado tiene ventajas que queremos mostrarles con esta campaña: bonificaciones en el IBI, tarjeta de la OCA para todo el año, descuentos en cursos, actividades deportivas…

Estar empadronado donde resides no es sólo una obligación, es una responsabilidad social e individual y debe motivarles su propio interés como residentes y el futuro de sus hijos, ya que se trata de disfrutar de más y mejores servicios. Para todos.

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app-castro-urdiales

Volver