martes. 23.04.2024

Actuaba en Pamplona y compró una de las viviendas en Castro Urdiales.

La Policía Nacional ha desarticulado en Pamplona una red de distribución de cocaína procedente de Madrid y Colombia en la que participaban 21 personas. Según informó ayer en rueda de prensa el delegado del Gobierno, Vicente Ripa, se han incautado 13.700 dosis de esta sustancia estupefaciente, casi un kilo y medio.


De los 21 detenidos, con edades comprendidas entre 21 y 55 años, 12 son colombianos, 8 de Pamplona y una es de la República Dominicana. Siete de los arrestados son mujeres. A nueve de ellos les constan un total de 36 detenciones anteriores, lo que, según expuso Ripa, “evidencia la peligrosidad de la red”. Ripa explicó que técnicamente constituían un “grupo perfectamente organizado y jerarquizado”, con distribución de funciones en la introducción, manipulación y distribución de cocaína, y en el blanqueo del beneficio obtenido, que se invertía en bienes inmobiliarios.

De hecho, se ha acreditado el blanqueo mediante la adquisición de al menos siete propiedades inmobiliarias: una en Peñíscola (Castellón), otra en Castro Urdiales (Cantabria), una más en Bilbao y cuatro en Pamplona. Su valor escriturado es de 1,25 millones de euros. Según el delegado, la operación ha conllevado el desmantelamiento en la capital navarra de un centro de tratamiento de sustancias estupefacientes. Allí se localizó una prensa con la que los traficantes conseguían una apariencia de cocaína en roca, “considerada de mayor valor y que les reportaba mayores beneficios”.

Asimismo, y junto con las 13.700 dosis de cocaína, se han intervenido cuatro vehículos, 25.500 euros, 100.000 pesos colombianos y 11.000 pesos ecuatorianos. Los detenidos son 12 colombianos, ocho pamplonicas y una mujer natural de la República Dominicana. Vicente Ripa destacó que la red desarticulada, además de practicar la delincuencia, la “estimulaba”. “Y es que, como pago por la cocaína, admitía efectos robados en Pamplona, sustraídos del interior de domicilios y vehículos”, dijo. Con esta operación y la presentada el pasado jueves, en la que se desarticulaba una red de distribución de speed, se está “limitando de manera sensible el mercado de la droga para los próximos Sanfermines”. “Cuanta menos droga circule, menos disponible estará y más cara será”, dijo el delegado del Gobierno en Navarra.

Extraído de: elalerta.com

Una red de distribución de cocaína, blanqueaba dinero adquiriendo inmuebles