lunes. 06.02.2023

En un comunicado hecho público por la comunidad, que agrupa a 180 propietarios, señalan que los errores administrativos del Ayuntamiento de Castro, el silencio de nuestra promotora, Biarsa, y una aparente falta de sensibilidad de quienes se dicen llamar nuestros convecinos –Residencial Cotolino- han dejado a 180 familias de la Residencia Euromar en la más absoluta indefensión.

La sentencia judicial que ha resultado de la denuncia formulada en su

día por el bloque colindante, Residencial Cotolino, tiene precintado el

acceso a los garajes por orden judicial. El motivo: nuestros convecinos

consideran que es ilegal el paso rodado por una zona de uso peatonal.

Ellos afirman que no han denunciado a nuestra comunidad sino al

promotor de nuestras viviendas por la construcción del garaje. La

denuncia data de 1996 y parece estar movida por una cuestión personal.

Muestra de ello es que no han aceptado ni una sola de nuestras

propuestas, empecinándose en rechazar una y otra vez cualquier medida

que presentamos en pos de solucionar el conflicto. Y todo sabiendo

fehacientemente que el daño se está realizando directamente sobre sus

vecinos. Somos su daño colateral; pero, a veces, hay que pensar si el

fin justifica los medios.

El actual alcalde se desentiende del conflicto admitiendo el error pero

adjudicándoselo al anterior alcalde. Y al final del camino, y no por

ello con menos responsabilidad, se encuentra la promotora Biarsa.

Quizás sus futuros clientes deban saber lo que nos ha pasado a nosotros

para tomar sus propias medidas de protección, finaliza el comunicado.

Extraído de: castrodigital.com

Vecinos del Euromar se manifiestan el Sábado por el cierre de sus garajes