miércoles. 30.11.2022

Con optimismo más que razonable. Así afronta el sector hostelero la inminente Semana Santa festiva en lo que a la recepción de clientes se refiere. Según el muestreo realizado ayer por este periódico, la mayoría ya tiene asegurado el lleno las tres noches de jueves a domingo, y donde aún no se llega a esa situación, hay confianza en alcanzarlo.

Estos últimos establecimientos permanecen a la espera de la previsión del tiempo, predicción meteorológica que, por otra parte, parece favorable para el Norte de España.


La inmensa mayoría del sector hotelero, conforme al referido sondeo entre una cuarentena larga de establecimientos, se mueve ya entre un 90% y un 100% de ocupación, aunque todavía quedan algunos pocos que manejan cifras entre el 70% y el 85%. En lo que al turismo rural se refiere, la media de reservas provisional estaba situada en torno al 50%, si bien se auguraba el lleno en determinadas zonas. Y entre el sector del camping, en general la Semana Santa se les presenta con buenas perspectivas.

Donde, como casi siempre, resulta ya misión imposible hallar siquiera una habitación a estas alturas sucedía en la comarca lebaniega.

Ayer la respuesta era la misma: «Estamos completos». Tal era el caso, por ejemplo, del Hostal Remoña (Espinama), Hotel El Jisu (Camaleño), Hotel del Oso (Cosgaya), Infantado (Ojedo) o Casa Cayo y Picos Valdecoro, en Potes. Sólo quedaba algo libre en el Parador de Fuente Dé, donde, por otra parte, ya pasaban del 90 por ciento de ocupación. Hablando de paradores, en el de Limpias también se manejaba esa cifra, pero en el de Santillana del Mar hace tiempo que están al completo.

Altas cifras de reservas

La costa occidental presentaba un panorama muy parecido. En el hotel Boga Boga, de San Vicente de la Barquera, no quedaba ninguna habitación, y en los hoteles Luzón y Miramar anunciaban ya el 95% de reserva de ocupación, el mismo porcentaje que en el Rovacías, de Comillas, mientras que en el Hotel Joseín se manejaba un 80%, aunque con previsión de llenar.

En la otra punta, la canción es la misma. Los establecimientos de la costa oriental esperan completar el aforo a medida que se acerca el jueves, pero ayer ya lo estaban hoteles como Miramar y Las Rocas de Castro Urdiales. En Laredo, el Miramar rozaba el lleno, al tener comprometido el 95% de sus plazas, mientras que en El Ancla las reservas eran del 90%.

De aquella zona oriental, los que peor cifra de ocupación mostraba eran el Hotel Juan de la Cosa, de Santoña, y el Astuy, de Isla, ayer al 70%. El resto de los consultados ayer, como Campomar, Las Rocas u Olimpo, todos ellos de Isla, estaban entre el 90% y el 100% de ése último. En Noja flojeaban más las cifras, pues el hotel Torrecristina no llegaba al 50% y en Las Dunas se señalaba el 70%; en el Zenit ya andaban por el 85% y en el Viadero, alcanzaban el 95%.

Las consultas en establecimientos de Santander y sus alrededores daban porcentajes de ocupación muy altos. En la capital se oscilaba entre el 100% del hotel Chiqui al 70% del Bahía, pero la mayoría ya tenían reservado el 95%, como Santemar, Picos de Europa o Central, mientras que el Alisas se quedaba en el 80%. El Hotel Torrelavega, de la capital del Besaya, señalaba una reservas de ocupación del 95% y en el Infantes de Santillana del Mar, el 80%, con previsión de llenar.

Otro tanto se señalaba en el Gran Hotel Puente Viesgo, pues ayer ya lo rozaba (95%) y en el Milagros Golf de Mogro, al 85%. En el Hotel Balneario Solares, ayer al 70%, esperaban alcanzar el 90% entre el viernes y sábado.

En el interior, los establecimientos hoteleros tampoco se escapan a la gran demanda vacacional. En Villacarriedo, el Palacio de Soñanes espera llegar al lleno, pero el hotel Torre de Ruesga estará al completo, lo mismo que La Franca (Bárcena Mayor), la Casona Camino Real (Selores) o el hotel Vejo, de Reinosa. En esta última comarca, los establecimientos englobados en Turcampoo (La Casa de las Brujas, en Espinilla; Molino Alto Ebro, en Polientes y Puente Romano, en Riaño), tienen reservado el 95%.

Turismo rural y campings

En el sector del turismo rural, la Asociación que acoge a la mayoría de estos establecimientos cifraba en un 50% la reserva de ocupación hasta el fin de semana, aunque también reconocía que ayer ya se habían disparado las llamadas reclamando reservas; según sus previsiones, podrían rozar el lleno en las zonas de Liébana, Asón, Occidental, Oriental y central (Santander-Santillana).

En cuanto a la Asociación de Campings, la previsión es superar el 80% de ocupación, con resultado asegurados en cuento a reservas en lo que al alquiler de bungalows y 'movil home' se refiere, y más incierto, pendientes de las climatología, el alquiler de parcelas, aunque el flujo de clientes estaba siendo superior al de otros año por estas fechas.

Una Semana Santa optimista