miércoles. 17.04.2024

La Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado a tres años de prisión y al pago de una multa de 50.000 euros a un hombre que mantenía una plantación de marihuana en el interior de su domicilio y guardaba en él plantas que se podrían transformar en más de dos kilos de cannabis, así como otros cinco kilos de la misma sustancia y 128 comprimidos de MDMA, drogas destinadas a su distribución entre terceros.

El tribunal le considera autor de un delito contra la salud pública y de otro de defraudación de fluido eléctrico, ya que había realizado “una toma de suministro ilegal en el cuadro correspondiente a su domicilio habitual para el cultivo y secado de plantas de marihuana”.


Así consta en la sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia de Cantabria, que le condena además a una multa de 720 euros por el delito de defraudación de fluido eléctrico, así como al pago de una indemnización a la compañía comercializadora de electricidad de 10.227 euros.

Al comienzo del juicio, el acusado reconoció los hechos y manifestó su conformidad con la petición del ministerio fiscal, que rebajó la pena que inicialmente solicitaba, que era de cinco años y medio de prisión.

Se dictó sentencia verbal en la vista, de modo que la misma ya es firme y no cabe la interposición de recurso alguno.

Tres años de prisión y 50.000 de multa por tener una plantación de marihuana en Sonabia...