domingo. 21.07.2024

A continuación publicamos nota de prensa de la Asociación de Amigos del Cine y el Teatro de Castro Urdiales que ha sido recibida en nuestra Redacción y en la cual la asociación pone en cuestión las modificaciones presupuestarias propuestas para dedicar más dinero a la recuperación del cargadero de Dícido y se cuestiona si afectará a la construcción del cine-teatro en Castro Urdiales.

MOTA DE PRENSA ASOCIACIÓN DE AMIGOS DEL CINE Y EL TEATRO DE CASTRO URDIALES

La pasada semana, en declaraciones de la concejala Carla Urabayen (PRC) hemos tenido noticia de la necesidad del modificado del proyecto de recuperación del cargadero de Dícido y el uso de una cantidad detraída del importe de la venta de la parcela de Cotolino para sufragar esa desviación, así como que del teatro en el Pachi Torre no se esperan noticias durante 2024. La modificación presupuestaria necesaria ha sido aprobada en el pleno del día 30 de enero esta misma semana.

Casi sin comenzar las obras, el importe de ese modificado es superior al 30% del presupuesto de adjudicación. Recordaremos que la redacción del proyecto se adjudicó en enero de 2021 y la dirección de Obra se adjudicó en enero de 2023, con una ampliación de presupuesto de 12.000 € para dirección de obra en octubre del mismo año.

Redacción de proyecto y dirección de obra fueron adjudicados a la misma empresa, quien nada más comenzar las obras acepta ese modificado de más de 400.000 €, un tercio del valor total de la obra. ¿Para qué se redactó el proyecto? ¿Alguien revisó ese proyecto o solicitó a algún técnico municipal que lo revisara? ¿Con estos mismos criterios de gestión se llevan a cabo todos los proyectos municipales?

El concejal de Hacienda ha asegurado en dicho pleno que el equipo de gobierno sigue apostando por la construcción del cine teatro (“…. Que nadie piense que por utilizar 292.000€ de esa parcela este equipo de gobierno desiste de la construcción de esa infraestructura cultural…”) y solicita al PP local que interceda para que el Gobierno regional convoque el Concurso de ideas. Recordemos una vez más (y perdón por la insistencia) que en diciembre de 2019 nuestra alcaldesa dijo que había un proyecto actualizado y valorado. Hoy, enero de 2024, solo hay un ruego para que otro partido active un Concurso de ideas que desde mayo de 2022 hasta mayo de 2023 estuvo en manos del anterior consejero de cultura.

En cuanto al teatro, entendemos que cuando el concejal de Hacienda habla de que no se verá nada del teatro en 2024 se está refiriendo al tantas veces mencionado Concurso de Ideas, cuyo acuerdo fue firmado por nuestra alcaldesa y el señor Zuloaga en mayo de 2022. Parece que los ciudadanos de Castro merecemos también una dosis elevada de paciencia

El hecho de que parte del modificado del cargadero sea detraído de la partida de la venta de la parcela de Cotolino,posiblemente sea legal, de lo contrario intervención no lo permitiría, pero recordemos que esa venta – que no es ni más ni menos que enajenar patrimonio municipal – se incluyó en el presupuesto de 2021 argumentándose hasta la saciedad que tal venta se destinaría a la construcción del teatro en el Pachi Torre.

Tampoco se entiende muy bien que un Ayuntamiento cuyas cuentas, según nos dicen, “están saneadas” tenga que recurrir a esa partida para cubrir el importe de ese modificado. ¿será que se están dando cuenta de que el importe de la venta de la parcela no se va a poder utilizar en lo inicialmente previsto?


Este hecho nos demuestra al menos dos cosas:

1º.- Los presupuestos municipales de Castro Urdiales de 2021 sirven para envolver promesas imposibles y acallar o silenciar aquellas voces críticas o que ponían en duda algunas promesas electorales de 2019.

2º.- Desde otro punto de vista, esa decisión tiene una lectura positiva: dado que esa partida se puede emplear para cubrir inversiones patrimoniales, nuestro Ayuntamiento tiene el remanente económico necesario para sufragar los gastos de redacción del Plan Especial y la posterior construcción del edificio Multiusos de la calle Ardigales.

Quizá alguien con sensatez se esté dando cuenta de la inviabilidad económica de ese proyecto de teatro-cine en el Pachi Torre y la dificultad y carestía de mantenimiento del mismo, no solo en el aspecto técnico y mecánico, sino en el aspecto cultural: no se puede construir ese tipo de edificios sin una estructura humana que permita actividad continuada en el mismo. Y eso tiene un costo. ¿Tenemos capacidad de asumirlo y estamos dispuestos a ello?


 

Nota de prensa de la Asociación de Amigos del Cine y el Teatro de Castro Urdiales