miércoles. 24.04.2024

La titular del Juzgado de lo Penal número 3 de Santander ha condenado a dos años de prisión, que serán sustituidos por el pago de una multa de más de 6.000 euros, a un individuo que fue sorprendido en posesión de una pistola que había sido robada a una escolta del Gobierno vasco residente en un pueblo del municipio cántabro de Castro Urdiales.


La pistola fue robada en la madrugada de los días 27 a 28 de abril de 2009 en el domicilio de su propietaria, y después llegó a manos del acusado, quien sabía de su procedencia.

Según señala la sentencia, el procesado, un joven de 19 años de edad de nacionalidad rumana, Cosmin A. fue sorprendido sobre las siete de la mañana del 30 de abril del año pasado cuando circulaba con un coche, del que arrojó por la ventanilla un bolso que contenía una pistola así como un cargador de pistola semiautomática del calibre 9 mm parabelum, con diez balas de dicho calibre.

La sentencia considera probado que el imputado tenía en su poder estos efectos por haberlos recibido entre los días 28 y 29 de abril con conocimiento de su procedencia, aunque el mismo no participó en su sustracción.

Fuente: es.noticias.yahoo.com


Más de 6.000 euros de multa por estar en posesión de una pistola robada a una escolta...