sábado. 26.11.2022

Salvan un desnivel de unos treinta metros desde la calle Leonardo Rucabado.

El consistorio castreño, a través del área de Obras y Servicios, responsabilidad de Salvador Hierro Santurde, ha realizado una obra en el Barrio de Santa Catalina, “en la que, prácticamente están terminadas las escaleras de acceso a la zona desde la calle Leonardo Rucabado, salvando un desnivel de 30 metros, aproximadamente.


Finalización que debió producirse hace meses pero que, por desgracia, debido a ciertas circunstancia no fue posible” señala Hierro, quien añade que “una vez finalizada esta primera parte, se procederá a la colocación de mobiliario urbano, además de la iluminación y la barandilla de protección ya comenzada de acero inoxidable. Teniendo en cuenta que ante la fuerte pendiente la gente mayor, sobre todo, llegará cansada a la altura de la mitad de las escaleras, colocaremos bancos para que puedan descansar convenientemente”.

Una vez finalizados estos trabajos “estaremos a falta de cumplir un sólo compromiso que tiene IU, ya que sin esta formación política no hubiese sido posible realizar esta obra al ser los ideólogos y los promotores de todo ello y no hemos parado hasta conseguir la construcción de estas escaleras. Estamos esperando a que la empresa Martín del Río reciba el ascensor panorámico para su inmediata instalación, sin olvidar el adecentamiento de la zona inferior, a la altura de la calle Leonardo Rucabado”.

Rematar los trabajos.

 “Desde la Concejalía que presido, vamos a dejar rematada esta importante, como necesaria obra, con el acondicionamiento de una nueva zona ajardinada, incluido mobiliario urbano, para que sirva de esparcimiento y ocio a las personas, sobre todo a las que viven en esta zona”. “Además también construiremos una rampa de acceso a la zona alta, a partir del último tramo de escalera, con lo que conseguiremos tres objetivos principalmente; primero evitar sobre todo, a las personas mayores tener que subir este último peldaño de escaleras con un desnivel muy importante; segundo, que las personas portadoras de carros con las compras puedan acceder fácilmente a la parte superior. En tercer lugar, que las personas que tienen que descender desde la parte este de la zona, no tengan que hacer un recorrido tan largo para llegar a las escaleras y puedan acceder, a las mismas, a la altura del último tramo”.

También “tenemos claro qué es lo que queremos para redondear esta actuación debidamente, para ello, pondremos pantallas vegetales para mitigar, en todo lo posible, el impacto medioambiental que produce el gran muro existente, un paredón que sirve para los amigos de pintar las paredes, tampoco desechamos la posibilidad de colocar paneles que sirvan para que, esos amigos de la pintura mural callejera, tengan dónde realizar su arte”.

Convenio de colaboración.

Recordó Hierro que “la construcción de esta escalera ha sido posible gracias a un convenio de colaboración, entre el ayuntamiento y la empresa Martín del Río, por lo que el ayuntamiento no ha tenido que pagar nada; no ocurriendo lo mismo con otra parte de este proyecto, me refiero, concretamente, a la construcción del nuevo muro de contención que ha sustituido al existente anteriormente, que se encontraba muy deteriorado y que, por ello, resultaba muy peligroso para la ciudadanía”.

Propiedad discutible.

 “Un muro, además, del que era discutible su propiedad, pero finalmente hemos conseguido llegar a un acuerdo AyuntamientoComunidad de Vecinos-Martín del Río, para construirlo, todos hemos quedado contentos por el resultado alcanzado porque, de lo contrario, se nos hubiese antojado como una obra inacabada, no segura y tampoco a la altura de las circunstancias, es decir, no acorde con las necesidades, sobre todo, de los vecinos de esta zona tan importante ya, de Castro Urdiales”, concluyó.

Extraído de: elalerta.com

Las escaleras de acceso a Santa Catalina están prácticamente finalizadas