martes. 25.06.2024

El Ayuntamiento de Castro Urdiales ha hecho balance, un lunes más, de las medidas tomadas en el marco del Plan Especial de Vigilancia (PEV) a lo largo del último fin de semana, que ha sido bastante tranquilo.

La presencia de las patrullas de la Policía Local en las zonas más conflictivas del ocio nocturno está empezando a notarse y las molestias generadas por prácticas como el botellón se han minimizado notablemente en puntos como el Barrio de los Marineros o la zona monumental.


También ha mejorado considerablemente el cumplimiento de los horarios por parte de bares y establecimientos de hostelería, y el vandalismo se ha limitado a la rotura de una papelera en el entorno donde se celebraron las 24 horas de fútbol sala. La actuación preventiva de la Policía en esta prueba, junto a los cambios introducidos por los organizadores en coordinación con la Concejalía de Deportes, han permitido recuperar el carácter deportivo del evento.

Otras incidencias del fin de semana han sido varias infracciones cometidas por orinar en la vía pública, concretamente en la zona del Barrio de los Marineros, que fueron denunciadas por los agentes. Las multas establecidas por estas acciones, según la Ordenanza de Promoción de Conductas Cívicas, van desde los 100 hasta los 750 euros.

La iniciativa del PEV verano 2016, emprendida este año para intensificar la vigilancia y optimizar los recursos de la Policía Local, “está resultando eficaz para atajar los principales problemas asociados al ocio nocturno”, comenta el alcalde, Ángel Díaz-Munío. Como responsable de seguridad ciudadana, el regidor no solo repasa en sus reuniones semanales con la Policía las incidencias relacionadas con el Plan Especial de Vigilancia, sino también otras líneas de trabajo como el control del tráfico o el aparcamiento. Respecto a este último tema, periódicamente se realizan campañas para controlar las malas prácticas en determinadas zonas, como se ha realizado recientemente en la calle Belén, y se incidirá también en Cotolino al tratarse de un barrio muy afectado por el problema del aparcamiento en verano.

El Ayuntamiento insiste en solicitar la colaboración ciudadana para avisar sobre posibles altercados y problemas de convivencia, pero también avisos sobre infracciones de tráfico y aparcamiento, a través del teléfono de la Policía Local: 942 86 12 94 / 092.

La presencia de la Policía Local en la zonas más conflictivas minimiza el botellón en...