martes. 07.02.2023

Los grandes trastornos que está ocasionando a la ciudadanía castreña la obtención de la nueva tarjeta de la Ordenanza Castreña de Aparcamiento (OCA), y que están colapsando prácticamente diversos departamentos de atención al público del Ayuntamiento, al exigir el certificado de empadronamiento, entre otros documentos, han provocado la reacción del equipo de gobierno.

Este, a través de una nota de prensa entregada ayer martes por el alcalde, Fernando Muguruza, dice textualmente que “la regulación del aparcamiento en la ciudad es un sistema complejo que afecta a diversas perspectivas, entre ellas los trámites administrativos relacionados con las autorizaciones. Como todos saben, Dornier, es nuestro concesionario y en esta empresa hemos confiado la gestión de los procedimientos para la consecución y renovación de las tarjetas de aparcamiento”. “A la vista de los inconvenientes que en los últimos días comprobamos que están sufriendo los ciudadanos, hemos decidido tomar medidas urgentísimas para agilizar el proceso de renovación de las tarjetas”, afirma, para añadir que “en el día de hoy estamos trabajando para articular un sistema por el cual, todas las comprobaciones necesarias para dicha renovación de las tarjetas vigentes se hagan de oficio, de manera que evitemos a los ciudadanos tener que acudir a diferentes servicios municipales para conseguir documentación. Nuestro objetivo es que el ciudadano sólo tenga que acudir a las oficinas de Dornier para pagar la tasa y recoger la tarjeta”.

Extraido de: elalerta.com

La obtención de la tarjeta de la OCA colapsa las oficinas municipales