martes. 29.11.2022

Un total de 39 pisos de los 79 construidos en la urbanización 'El

Mirador de Ostende' podrían derribarse. Aunque el fallo judicial no

determina de manera expresa que se tengan que demoler las 39 viviendas,

así han interpretado los servicios jurídicos municipales la sentencia

del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) que anula la

licencia de construcción de la promoción de viviendas ejecutada por la

empresa Frodima «por no guardar la distancia a colindantes».
Los vecinos de la promoción ya se han reunido con el alcalde de Castro

Urdiales, Fernando Muguruza, y el gerente de Urbanismo. Lejos de

tranquilizarse, los afectados siguen inquietos y buscan, de manera

conjunta, un abogado que les represente. «No sabemos qué pisos son los

que están afectados por el derribo», confesó ayer una vecina de la

urbanización.

En este sentido, el alcalde de Castro Urdiales,

Fernando Muguruza, indicó que, al no saber qué pisos son los que habría

que demoler, «es difícil que se pueda ejecutar la sentencia judicial de

la urbanización de Ostende».

Para el regidor municipal, «la

sentencia es contundente y más o menos clara. El tribunal considera que

la licencia está mal otorgada, pero a veces es muy complicado ejecutar

este tipo de fallos. Por este motivo, Muguruza argumentó que «me

agarraré como a un clavo ardiendo a que no se sabe cuales son los pisos

que deben derribarse. Se trata de un recoveco legal al que podemos

acogernos para defender los intereses de los vecinos», explicó.

Según

Muguruza, «igual el derribo no se puede llevar a cabo, pero lo cierto

es que la licencia de construcción está mal dada y ha sido anulada».

Para el alcalde castreño no se trata de hacer un desacato al fallo del

juez del alto tribunal, «sino de buscar argucias legales para defender

a los vecinos afectados que compraron sus viviendas inocentemente sin

esperarse lo que iba a pasar con el fallo judicial». El Tribunal

Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) anticipó en su sentencia que

la irregularidad urbanística de la urbanización 'El Mirador de Ostende'

«es de difícil solución».

El alcalde busca una solución

El alcalde de Castro Urdiales, Fernando Muguruza, aseguró ayer que

«busca una solución legal para los propietarios de la urbanización 'El

Mirador de Ostende'». No obstante, también quiso aclarar a través de

este periódico que «aunque estoy preocupado, no pretendo, como se me ha

criticado, alarmar a los vecinos».

Para aclarar este aspecto

afirmó que «si hubiera tenido la intención de sembrar alarma por este

caso hubiera hecho público el asunto hace dos años, cuando nos

enteramos». Los vecinos de la segunda fase, que se encuentra en segunda

línea de playa, aseguraron ayer, sin querer desvelar sus datos

personales, que buscarán un abogado que defienda a la comunidad. Aunque

las mismas fuentes aseguraron que «nos han tratado amablemente en el

ayuntamiento», apuntaron que «estamos inquietos y preocupados por los

comentarios pesimistas del alcalde, Fernando Muguruza. Lo único que

esperamos es que los técnicos se estén poniendo en el peor de los casos

y que todo se solucione».


Extraído de: eldiariomontanes.es

La mitad de los pisos de 'El Mirador de Ostende' podrían ser derribados