martes. 23.04.2024

La portavoz de Grupo Popular en el Ayuntamiento de Castro-Urdiales, Ana Urrestarazu, ha pedido hoy al alcalde que ponga fin al “escándalo mayúsculo” que está teniendo lugar en la Residencia Municipal.

En este sentido ha afirmado que “Díaz-Munío, junto a Susana Herrán, son los responsables directos de la clara insuficiencia de medios humanos y materiales en el centro”.

En este sentido, la concejal ha denunciado “que una mala gestión en la contratación de trabajadoras pueda afectar de lleno a la atención de los usuarios”. Se refiere a la ausencia de visto bueno del interventor municipal a las contrataciones de auxiliar de clínica realizadas este año, lo que ha ocasionado que no esté garantizado el cobro de nóminas por parte de éstas, como ya ha ocurrido el mes de febrero.

Por este motivo ha pedido, en nombre de su Grupo, que se convoque de inmediato una Sesión extraordinaria del Consejo Rector del Organismo Autónomo, “para que se ofrezcan las explicaciones pertinentes sobre lo que está ocurriendo y poder atajar el problema”.

Finalmente solicita a los actuales responsables municipales, y en concreto al alcalde, que cambie radicalmente su actitud a la hora de afrontar problemas como este, “que él mismo y su equipo generan por su nefasta gestión y nula comunicación con los técnicos municipales”, apostillaba. “Castro tiene un alcalde incapaz de empatizar con sus vecinos, por lo que menos aún resulta sensible a los problemas de éstos. Dicha indiferencia se ve agravada en temas tan sensibles como la atención social, lo que es aún más preocupante”, lamentaba.

El PP pide al alcalde que acabe con el escándalo de la Residencia Municipal