lunes. 26.02.2024

El Gobierno de Cantabria exige al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico que asuma sus competencias y comience a dar respuesta a la contaminación de la costa cantábrica. Ante la inacción del Gobierno Central, el Ejecutivo Cántabro ha reclamado por carta al secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, que mitigue la llegada masiva de pellets a las playas interviniendo mar adentro, y una respuesta coordinada en tierra que se sume a los medios y recursos humanos que Cantabria ha puesto sobre el terreno desde la llegada de los primeros microplásticos.

Estos requerimientos se materializan en medidas concretas como la intervención en aguas de soberanía del Estado, vía aérea y marítima, para implementar medidas de prevención y anticipación que permitan evitar que los pellets lleguen a las costas de Cantabria; el refuerzo del dispositivo de evaluación y seguimiento desplegado por los distintos órganos de la Administración General del Estado; tres cuadrillas que apoyen alos equipos autonómicos de vigilancia, recogida y retirada de residuos, y cinco equipos de vigilancia y seguimiento a través de drones para la detección de los restos del vertido.

El documento, remitido por la consejera de Presidencia y Seguridad, Isabel Urrutia, y el consejero de Medio Ambiente, Roberto Media, recoge, además, la reclamación al Gobierno de España de las partidas económicas necesarias para sufragar los gastos extraordinarios que están suponiendo las labores de vigilancia, seguimiento y retirada de pellets de los arenales. La Administración Autonómica garantiza que Cantabria pondrá "todos los recursos que sean necesarios" para mantener las playas libres de contaminación, pero exige la responsabilidad económica del Gobierno Central tanto por su competencia en la resolución de la emergencia ambiental, como por su "inacción"para evitar que la contaminación llegara a la costa a lo largo de un mes.

La misiva dirigida al secretario de Estado de Medio Ambiente recoge también el acuerdo de la Unidad Técnica de Apoyo, organismo creado para la gestión del episodio de contaminación, de elaborar un Plan de Contingencia único para abordar el posible incremento del volumen de residuos que arriben a los arenales de Cantabria, en la actualidad escasos y dispersos. Este Plan de Contingencia será el documento técnico que permita actualizar en próximas fechas las capacidades y medios estatales a requerir, en función de la evolución de la emergencia.

Operativo autonómico

Con la confirmación de la llegada de los primeros pellets a los arenales de Cantabria, el Gobierno autonómico activó la fase 2 del PLATERCANT, encomendó a agentes del Servicio de Vigilancia Ambiental labores de inspección y control de llegada del vertido a las playas y tramitó de urgencia un contrato con la empresa pública Tragsa para la retirada de los restos contaminantes.

En la jornada de hoy han trabajado en las playas 25 efectivos (21 operarios, 3 capataces y 1 técnico) que han limpiado la arena de Cuberris (Santoña), Luaña (Ruiloba), Portio (Piélagos) y Trengandín (Noja). En el día de ayer actuó en las playas de Prellezo (Val de San Vicente), Comillas, Fonfría (Ruiloba), San Juan de la Canal y La Arnía (ambas de Santa Cruz de Bezana).

Como ha explicado el consejero de Medio Ambiente, Roberto Media, hasta el momento las cantidades de microplásticos recogidas son "muy poco significativas". A día de hoy los pellets llegan "en poca cuantía y dispersos", no obstante, el Gobierno, siguiendo la línea de acción preventiva mantenida en esta emergencia ambiental, continuará con el dispositivo de vigilancia y retirada ante la posibilidad de que puedan llegar más residuos y en mayor cantidad en los próximos días.

Cantabria exige al Ministerio que intervenga mar adentro para frenar la llegada de pellets