domingo. 27.11.2022

La castreña Laura Hierro es una de las muchas hospitalarias que dedica

su vida a la Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes, una entidad que

se encarga cada año de organizar peregrinajes al santuario con los

enfermos.
-Este año han realizado un nuevo viaje a Lourdes, ¿cómo ha sido esta experiencia?

-Muy

bonita y positiva, como en años anteriores. Ha sido muy gratificante,

sobre todo por la alta participación de peregrinos y de enfermos en las

fiestas que hemos tenido. Ademas, ha aumentado el número de peregrinos

. En total nos desplazamos 14 autobuses desde Castro Urdiales, uno más

que el año pasado. Asimismo, hemos crecido en cinco hospitalarios.

-¿Este tipo de viajes fomenta los lazos de amistad entre los que van?

-Por

su puesto que crea lazos de unión entre los hospitalarios. Nos

conocemos desde hace años y no solo se trata de hacer este viaje, a lo

largo del año hacemos 4 o 5 convivencias con ellos. Para nosotros el

viaje a Lourdes es el colofón. En mayo, tendremos la próxima

convivencia en Reinosa. Estas salidas crean a lo largo del año unas

lazos que en Lourdes son mayores.

-¿El contar con cinco nuevos miembros en la Hospitalidad Diocesana de Lourdes les llena de satisfacción?

-Pues

sí, porque la hospitalidad en Castro Urdiales se conoce desde hace

pocos años y el haber crecido tanto, en tan poco tiempo, es una

satisfacción, aunque nos gustaría ser muchos más, porque son muchos los

enfermos que atendemos, y a veces hace falta gente que quiera colaborar

con nosotros.

-¿Cómo es el viaje a Lourdes?

-El viaje se hace ameno porque solemos hacer paradas para comer y atender a los enfermos.

¿Cree que Lourdes es un lugar triste?

-Para

nada. Lourdes es un lugar donde hay mucha experiencia, alegría y

convivencia. Sí que es cierto que ves cosas que no son agradables,

porque, por ejemplo, ves a niños disminuidos...,pero es la pura

realidad.

-¿Ha habido más gente este año en Lourdes que en años anteriores?

-Cada

año hay más gente y también más castreños. Es impresionante. Hay gente

de todas las edades, y de todas las nacionalidades.

-¿Prevalece el turismo sobre el ámbito religioso?

Fuera

del recinto del santuario si que hay hoteles, tiendas, cafeterías...

Pero dentro del templo la religión es la máxima presente.

-Una recomendación.

Que se animen más personas a vivir la experiencia de ir a Lourdes porque la verdad es que merece la pena.

Peregrinaje castreño

Hace apenas unas semanas los veintisiete peregrinos, enfermos y

hospitalarios del municipio de Castro Urdiales regresaron de su viaje

en peregrinación que cada año organiza la Diócesis de Santander y Valle

de Mena a Lourdes. Según los organizadores de esta iniciativa, «una vez

más, esta experiencia hay que calificarla como ilusionante, muy

enriquecedora y ha fomentado aún más si cabe, los lazos de amistad y

compañerismo dentro del colectivo». Por otro lado, los responsables de

esta peregrinación se congratulan con la incorporación de otros cinco

nuevos miembros que han asumido su compromiso con estas entidad.

Extraído de: eldiariomontanes.es

«Cada vez hay más castreños que viajan a Lourdes»