viernes. 31.05.2024

Los herederos de Ramón de la Sota y Llano, una de las mayores fortunas en los momentos previos a la guerra civil, perseguido por formar parte del Partido Nacionalista Vasco, recuperará un cuadro incautado por Franco en aquellos momentos, hasta ahora en depósito en el Ayuntamiento de Burgos, que lo había almacenado en el Monasterio de San Juan.  La Junta de Gobierno Local ha aprobado este jueves la devolución de este cuadro, titulado ‘Retrato de dama’ o ‘Retrato de la marquesa de Llano’, pintado en el siglo XVIII en Italia por Anton Raphael Mengs, ha explicado la portavoz del Ayuntamiento de Burgos, Andrea Ballesteros.

Los herederos de Ramón de la Sota y Llano ya recuperaron en 1975 otro cuadro que estaba depositado en el Ayuntamiento de Burgos, ‘Mujer con mantilla’, aunque entonces no se consiguió encontrar el que ahora se va a devolver porque estaba registrado con otro nombre, ha explicado Ballesteros. Su valor económico estimado ronda los 350.000 euros. Por último, en los últimos años la familia De la Sota y Llano ha ido recuperando más de la mitad de las aproximadamente 300 obras que le fueron incautadas.

Ramón de la Sota y Llano (Castro Urdiales, 1857-Getxo, 1936) afortunado empresario castreño

Ilustre naviero vizcaíno, uno de los financieros más poderosos de Europa, nacido en Castro Urdiales (Santander) el 29 de enero de 1857. Estudia derecho en Madrid y a su vuelta a Bilbao, comienza a dirigir con su padre los negocios mineros que éste tenía. Empieza su compañía comprando un barco hasta que con una ya importante flota, funda con su primo Eduardo Aznar, la Compañía Naviera «Sota Aznar», que en pocos años se convertiría en una de las más importantes de Europa. A lo largo de su vida funda gran número de empresas, destacando la Compañía «Euskalduna» (1900), la «Compañía Siderúrgica de Sagunto», Seguros «La Polar», entre otras, abriendo sucursales en París, Londres, Nueva York, Rotterdam y otras ciudades de vital importancia mercantil.

El gobierno británico le otorga el tratamiento de «sir» ennobleciéndole. En torno suyo se aglutinó, a finales de siglo, la sociedad fuerista «Euskalerria» que, en 1898 y años posteriores, se fundió con el grupo nacionalista de los hermanos Arana Goiri. Efectivamente, en 1899 se inaugura el Centro Vasco con militantes de ambas asociaciones y aparece «El Correo Vasco» en cuyo comité ideológico se hallan Sota, S. Arana y Juan Ortiz y Artiñano y en el que invertirá el 20,4 % del capital. En 1918 obtuvo el acta de diputado del PNV en Cortes por el distrito de Balmaseda desplazando al liberal Gregorio de Balparda.   Precisamente el vinculo político con el nacionalismo vasco fue argumento para que los vencedores de la Guerra Civil lo usaran para castigar a su familia, una vez muerto él en 1936. Todos sus bienes fueron incautados en el verano de 1937 y los miembros de su familia Sota fueron multados con importes elevados a lo largo de 1940 (100 millones de pesetas.). Finalizada la Guerra Civil, el proceso judicial por responsabilidades políticas se prolongó durante muchos años, y incluso derivó en la sustracción del control sobre el grupo empresarial Sota y Aznar.

El 17 de agosto de 1936 muere Ramón de la Sota en Getxo (Bizkaia). Al entrar las tropas del general Franco en Bilbao en 1938, son embargadas a la familia Sota gran cantidad de terrenos, edificios y -entre otros bienes- 40 barcos de sus compañías, que no son reparados a sus herederos hasta 1973.

Fuente: https://www.cantabriadirecta.es/110340-2-noticias-cantabria-santander-franco-ramon-sota-castro-urdiales/

Burgos devuelve 90 años después un cuadro incautado por Franco a la familia de un...