Print this page

Aquí TV, Cantabria TV y Kiss TV obtienen las tres licencias de Santander

La Consejería de Industria de Cantabria ha aprobado hoy la adjudicación definitiva de las licencias de TDT local en la comunidad autónoma, que en su principal demarcación, Santander, han correspondido a Aquí TV, Cantabria TV y Kiss TV.

El concurso de televisión digital terrestre de Cantabria constaba de nueve lotes, estructurados en tres grupos de tres, cuyas cabeceras eran Santander, Torrelavega y Castro Urdiales.

Cada una de las licencias para las tres grandes ciudades de Cantabria lleva asociada además el compromiso de hacerse cargo de otra demarcación de interior: Potes, Reinosa o Selaya.

El Grupo Digital -editor de Aquí Diario, Aquí TV y Cantabria Confidencial- ha conseguido dos de las principales licencias, las correspondientes a Santander-Selaya y Torrelavega-Potes.

Otras dos licencias obtiene Canal 67 SA, responsable de la cadena Telebahía, que podrá emitir en digital en las demarcaciones de Torrelavega-Selaya y Castro Urdiales-Potes.

El resto de los adjudicatarios recibe una licencia cada uno: Setecisa podrá poner en marcha de nuevo la desaparecida Cantabria TV (antes Telecabarga) en la demarcación Santander-Reinosa, Kiss Media SA tendrá permiso para emitir en Santander-Potes, Televisión Popular de Santander obtiene licencia para Popular TV en Torrelavega-Potes y Castro TV se queda con la demarcación Castro Urdiales-Selaya.

El lote número nueve, Castro Urdiales-Reinosa, ha quedado desierto, según informa el Gobierno en un comunicado.

Nueve empresas de comunicación se habían presentado al concurso de la TDT local en Cantabria, para el que planteaban 28 propuestas.

La Consejería de Industria explica que, al valorar todas ellas, "se han tenido en cuenta aspectos como la viabilidad técnica y económica de la oferta o la contribución al desarrollo tecnológico e industrial de las demarcaciones a las que concurren".

También se ha ponderado que se mejorase el despliegue de la red respecto a los exigido en el pliego del concurso, así como la parrilla de programación ofrecida y la participación en proyectos de I+D+i de ámbito nacional o internacional.

Éstas son las primeras licencias que concede el Gobierno de Cantabria para emitir en TDT, a pesar de que el apagón analógico se hizo realidad en la comunidad autónoma el pasado 17 de marzo.

Su adjudicación se ha retrasado, entre otros motivos, porque el Ejecutivo regional decidió hace dos años declarar desierto el primer concurso que había convocado porque dudaba de la viabilidad económica de las licencias, tal como estaban entonces planteadas.

Tres de los canales locales que optaban al primer concurso han desaparecido: Localia, Canal 8 DM y Cantabria TV, que obtiene ahora licencia un año después de haber dejado de emitir.

Otros, como Aquí TV, Telebahía y Popular TV -tres de los adjudicatarios-, optaron por seguir emitiendo en analógico, a pesar del apagón, a la espera de que se resolviera el concurso.