Print this page

¿Os han pasado el video del "conductor borracho de Santoña"? Pues debéis saber que el conductor NO iba borracho

Efectivos de la Guardia Civil posibilitaron la tarde del pasado miércoles 14 de marzo el auxilio a un conductor de 70 años, que aunque en un principio se pensó que podía estar conduciendo en estado embriaguez, finalmente al ser parado a la entrada de Santoña los agentes comprobaron que podía estar sufriendo algún problema de salud, evacuándole ellos mismos al centro médico de la localidad donde le diagnosticaron una hipoglucemia severa.

Detrás de los agentes, un vehículo graba toda la situación. El video se ha hecho viral, y en algunos grupos de Whatsapp se informa de manera incierta de que el conductor iba borracho.

Pasadas las 17.00 horas del pasado miércoles una patrulla de seguridad ciudadana de la Guardia Civil observó en la carretera CA-241, más conocida como de los puentes, a un vehículo que circulaba en dirección a Santoña de forma errática, con constantes invasiones del carril contrario, en forma de zig-zag y poniendo en claro riesgo su integridad y la del resto de los conductores.

Al tiempo que se recibían llamadas de ciudadanos alertando de la situación, la patrulla de la Guardia Civil consiguió ponerse detrás el mencionado vehículo. A pesar de las constantes señales acústicas y luminosas, el conductor no detuvo la marcha, lo que hizo pensar a los agentes que podía estar en estado de embriaguez.

Al tratarse de una vía de doble sentido con circulación constante, los agentes no podían más que ir haciendo señales al resto de los vehículos para que aminorasen la marcha y se apartaran.

 

Desorientado y palidez cutánea

Los componentes de la patrulla pudieron finalmente parar el vehículo en la rotonda de entrada a Santoña. El conductor se mostraba desorientado, manifestando que le dejaran marchar que tenía que ir a Cicero, repitiendo frases inconexas, ofreciendo incluso resistencia para abandonar el vehículo.

Una vez fuera del vehículo los agentes se percataron que no presentaba signos de embriaguez, pero si una importante desorientación y palidez cutánea, por lo que sospecharon que necesitaba atención médica, siendo trasladado de inmediato al centro de salud de Santoña.

Atendido por el personal sanitario le diagnosticaron una hipoglucemia severa lo que le motivó la forma de conducción y el estado en que se encontraba. Una vez comunicada la incidencia a los familiares estos se hicieron cargo del mismo.