Print this page

El Ayuntamiento activa hasta finales de Agosto el Plan Especial de Vigilancia que incidirá en el control del botellón, peleas, ruidos y suciedad

ONDA CERO CASTRO

El Ayuntamiento de Castro Urdiales ha puesto en marcha por segundo año consecutivo el Plan especial de vigilancia de verano que se extenderá hasta finales de agosto para que puedan conciliarse, con normalidad, las actividades de ocio y diversión con el derecho al descanso de los vecinos.


El alcalde, Ángel Díaz Munío, acompañado de los subinspectores jefe de la Policía local, Domingo Lázaro García y Juan Antonio Arizmendi, así como el concejal de Festejos, Humberto Bilbao, han comparecido en rueda de prensa para dar a conocer este plan que supondrá un refuerzo de los recursos y medios humanos para atender las incidencias que de forma repetitiva se reproducen todos los fines de semana, y especialmente en verano (botellón y sus consecuencias: ruidos y suciedad; vandalismo, reyertas, etc).

El Plan incluye un mapa de riesgos donde se localizan determinadas zonas conflictivas del casco urbano donde se repiten con frecuencia los altercados.

El subinspector jefe, Domingo Lázaro García ha explicado que de lo que se trata es de reeditar el dispositivo del año pasado que "pretendía adelantarnos con una vigilancia pro-activa a los hechos más significativos desde el punto de vista de las molestias que se causan a los vecinos. El resultado fue bastante positivo ya que con esa vigilancia preventiva disminuyó muy sensiblemente los actos de vandalismo que son un problema, porque el destrozo de la propiedad pública lo pagamos todos, pero en todo caso la evolución que ha sufrido el vandalismo ha sido muy positiva".

El dispositivo se ha puesto en marcha este fin de semana "con un refuerzo de los servicios en horario nocturno". Primero, en la semana de fiestas y posteriormente durante los fines de semana de todo el verano.
En ese refuerzo de recursos, habrá un mínimo de agentes, entre ellos los dos subinspectores, que a lo largo del año no se puede mantener.

"Se vigilará fundamentalmente las consecuencias perniciosas para los vecinos del botellón desde el punto de vista de los ruidos, el escándalo, la suciedad que genera, la protección de los menores que participan; también se vigilará de forma preventiva las peleas y reyertas que se producen en las zonas de ambiente y se tratará de tener una presencia activa en las zonas en donde se causan esas molestias para evitar o disminuir que la gente que se divierta genere problemas a los vecinos. Se trata de permitir que la gente disfrute del verano y las fiestas pero que se compatibilice con el descanso de los vecinos", ha insistido Domingo Lázaro.

En este primer fin de semana se han registrado 3 actos de vandalismo (2 roturas de papeleras) y un tercero que ha sido el lanzamiento de un contenedor al agua en San Guillén.

El subinspector ha dicho que se ha identificado al autor del acto vandálico y se le abrirá un expediente por infracción grave a la ordenanza de conductas cívicas. También se ha denunciado a personas por orinar en la vía pública, que causan suciedad y se denunciará asimismo a los participantes en una pelea pública.

El año pasado hubo un mayor número de actos vandálicos en el primer fin de semana de fiestas, ha reconocido Lázaro García, que ha destacado el trabajo que se ha venido realizando durante todo el año desde el punto de vista policial y a través de una campaña de concienciación puesta en marcha por el Ayuntamiento.

Además, se mantienen reuniones de coordinación con la Guardia Civil que también ha reforzado sus servicios.

DENUNCIAS

El subinspector jefe Domingo Lázaro ha destacado que no ha habido incumplimiento en los horarios de cierre de las txoznas si bien tres bares del casco urbano se han excedido 30 minutos en el cierre de sus barras exteriores lo que supondrá la apertura de un expediente sancionador.

Por su parte, el alcalde Ángel Díaz Munío, ha subrayado que se ha detenido a carteristas en las choznas, pasando la denuncia a la Guardia Civil y también se han identificado a quienes arrojaron el contenedor de basura al agua y a quienes han orinado en la vía pública.

Con ello, el regidor ha querido insistir en que "las conductas irregulares se persiguen y se castigan y que el atacar la propiedad pública no siempre es gratis. No obstante, se espera que haya una mayor concienciación y un mayor civismo en estas fiestas y durante todo el año".
Díaz Munío también ha querido destacar que los jóvenes que hacen botellón tienen que responsabilizarse de sus actos "recogiendo la porquería que generan que es lo que más escandaliza a los ciudadanos".

El alcalde ha subrayado la colaboración entre las fuerzas de seguridad que permite hacer un balance positivo de este primer fin de semana del Plan de vigilancia.

Finalmente, ha recordado que está en marcha una campaña contra la violencia de género en estas fiestas que espera que de un buen resultado y que no se produzcan casos de agresiones. Aunque no están relacionadas con las fiestas, el alcalde ha informado de dos denuncias por violencia de género, no en la calle o locales públicos, y que ya han sido puestas a disposición de la Guardia Civil.

NOTICIA EXTERNA