Print this page

Aumentan las denuncias de tráfico y aparcamiento, y se registran varias peleas y actos de vandalismo en Mioño y Sámano

El pasado fin de semana aumentaron las denuncias interpuestas por la Policía Local relativas a tráfico y aparcamiento, con 52 multas en zonas como el Paseo Marítimo, La Plazuela, la Plaza del Mercado, Cotolino, Ostende, etc.

El control de zonas peatonales y prohibidas es uno de los objetivos marcados en el Plan Especial de Vigilancia (PEV) junto a la vigilancia de las zonas de ocio nocturno, por las que las patrullas a pie pasan todos los fines de semana con especial hincapié en el Barrio de los Marineros y entornos con quejas por ruidos.

Estos días se ha actuado especialmente en varias peleas y tumultos sucedidos en Mioño, que estaba en fiestas, donde además se han registrado varios actos vandálicos: vuelco de contenedores junto al campo de fútbol y destrozos en tres papeleras, una de las cuales ha quedado inservible. En Sámano, la Junta Vecinal ha detectado roturas en los juegos del parque infantil de la Plaza del Rosario, procediendo a clausurar el tobogán por motivos de seguridad. En Castro no ha habido daños al mobiliario urbano aunque sí a numerosos árboles plantados este invierno en la zona de Arciseri, frente al Pocillo de los Frailes. Se han roto encinas, fresnos y otras especies, además de serrarse los chopos que están junto a los juzgados con el objetivo de que se sequen.

Dentro de la campaña de control de ruidos en bares y pubs, se sancionó a un establecimiento por no tener en condiciones el equipo limitador. También se actuó frente a las molestias causadas por una lonja en la calle Silvestre Ochoa y se realizaron labores de control de horarios y terrazas.

En colaboración con la Guardia Civil se incautó una plantación de marihuana en un domicilio. La Policía apoyó también el desarrollo del Campeonato de España de remo, que transcurrió con normalidad, y recogió dos perros abandonados.