banner limpieza castro urdiales octubre 2019

banner limpieza castro urdiales octubre 2019

Una persecución de película

Agentes de la Policía Municipal de Bilbao y de la Guardia Civil de Castro Urdiales detuvieron ayer en esta localidad cántabra a dos jóvenes sobre los que pesaba una orden de detención, después de que protagonizaran una peligrosa persecución que partió de la capital vizcaína, donde se habían saltado un control de tráfico rutinario.
Según informó la Policía bilbaína en un comunicado, la secuencia de los hechos comenzó a las cinco de la tarde de ayer, cuando agentes de este cuerpo realizaban un control preventivo de documentación de vehículos en la rotonda de Euskalduna, al percatarse de que un coche no portaba la pertinente pegatina de la ITV.

El agente local le dio el alto, tras lo que el vehículo aceleró bruscamente y se fue hacia él, obligándole a saltar para evitar ser atropellado. El coche huido, con tres ocupantes en su interior, se dirigió a toda velocidad hacia la Plaza de Sagrado Corazón por el Puente Euskalduna, circulando por el carril contrario ya que el suyo estaba ocupado por abundante tráfico.

Tres agentes motorizados de la Policía Municipal de Bilbao continuaron la persecución ya en la autopista, camino de Cantabria , por la que el coche huido avanzaba zigzagueando entre un gran número de coches.

Uno de los motoristas adelantó al perseguido y logró detener a varios vehículos que circulaban por delante pero, al intentar de nuevo la detención, hubo de echarse a un lado para evitar ser atropellado.

 A 180 KM/H

El coche huido tomó la salida de Castro Urdiales, a donde llegó a una media de 180 kilómetros por hora, por lo que sólo una de las motos de los agentes municipales de Bilbao le pudo seguir de cerca.

El conductor fugado realizó varios trompos, con los que intentó atropellar al motorista por tres veces, y posteriormente, abandonó el vehículo con sus dos acompañantes y se dirigieron hacia el policía, que les hizo huir realizando dos disparos intimidatorios al aire.
El agente logró detener a A.S.B., de 20 años, sobre el que pesaba una orden de detención y personación dictada por un Juzgado de Santander. En ese momento, llegaron los otros dos motoristas, así como agentes de la Policía Local de Castro Urdiales y de la Guardia Civil, que, al igual que la Ertzaintza, estuvieron informados en todo momento de la persecución.

La segunda detención, realizada por la Guardia Civil, fue la de A.P.R., de 23 años, que también tenía una orden de detención y personación, así como otra de averiguación de domicilio y paradero, dictadas por juzgados de Bilbao. Este segundo detenido carece de carné de conducir y se le ha prohibido judicialmente su obtención hasta el 26 de septiembre.

El tercero de los ocupantes del coche se dio a la fuga sin que hasta el momento se haya informado de su detención, a pesar de que siguen las investigaciones para intentar localizarle.

Extraído de: eldiariomontanes.es

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver