x

¿QUÉ PEDIMOS HOY?

Haz clic para ver restaurantes con comida a domicilio y para llevar en Castro Urdiales


#CERRAR ANUNCIO

Presentado en Castro Urdiales el informe de valoración de las actuaciones para la apertura del Túnel de los Herreros

El Ayuntamiento de Castro Urdiales ha presentado hoy el informe sobre el estado del túnel de Herreros y la valoración de las actuaciones necesarias para su puesta en servicio.

En rueda de prensa, la Alcaldesa, Susana Herrán, y el concejal de Urbanismo, Alejandro Fernández, han dado los detalles sobre el informe que el Consistorio contrató, como se explicó en el pleno del pasado mes de marzo, sobre el estado actual del túnel y la valoración económica de las actuaciones que serían necesarias para poder abrir el túnel de Herreros.

El túnel de Herreros data de finales del siglo XIX y quedó en desuso en 1966, siendo un patrimonio minero que en parte pertenece a Cantabria, dentro del término municipal de Castro-Urdiales y en parte a Vizcaya, dentro del término municipal de Sopuerta. Prácticamente, la mitad de este túnel de 1966 metros de longitud perteneciente al trazado del antiguo ferrocarril Castro-Traslaviña y uno de los más largos de su época, se sitúa en Castro-Urdiales. Y la otra mitad en Sopuerta. Este trabajo se adjudicó a la empresa Sociedad Asturiana de Diversificación Minera S.A. y consistío en la visita al Túnel de Herreros por técnicos de la empresa con la colaboración del grupo de espeleología para comprobar y valorar “in situ” el estado actual del mismo y el trabajo de gabinete para describir dicho estado e incluir una valoración económica global de las actuaciones necesarias para proceder a la apertura del Túnel de Herreros. El informe, ha explicado, el concejal de Urbanismo, Alejandro Fernández, “se basa en la visita realizada el pasado 10 de abril”.

El túnel cuenta con una sección media de 18 m2, con una anchura en la zona inferior de 4 metros y aproximadamente 5 metros de altura. A lo largo del túnel las secciones van cambiando de tipología continuamente, desde la que tiene hastiales de muros de piedra de 3 metros de altura con arco de medio punto de ladrillo en la bóveda, pasando por la sección aovada revestida completamente de piedra, hasta zonas que se encuentran sin revestir, estando la roca vista en toda la sección o únicamente por encima de los muros de piedra laterales.

El informe, cuenta Fernández, “destaca la presencia de varios desprendimientos en las zonas de roca desnuda, cuya estabilidad tendrá que ser estudiada en estudio geotécnico y por otro lado, únicamente un pequeño desprendimiento en una zona de arco revestido de ladrillo”.

En cuanto al drenaje y las filtraciones, se indica que “no hay filtraciones importantes de agua”, salvo una entrada de agua puntual, que ha generado un espeleotema. Existen cunetas laterales que están total o parcialmente obstruidas y hay caida hacia las dos bocas para la salida del agua a través de las cunetas.
Y en cuanto a la calidad de aire interior y la ventilación, “se pudo comprobar que hay ventilación natural suficiente” con una velocidad de aire entre 0,8 y 1,2 m/s y que hay suficiente oxígeno (20,8%) y no hay gases tóxicos (0% de CO, CO2 y CH4).

En general y tras esta primera inspección, desde el punto de vista de seguridad, “se observa un buen estado de conservación de las zonas que se encuentran revestidas, sin riesgos apartentes de caídas de material rocoso o de revestimiento”, detalla el edil socialista. Esto permite que la propuesta que realiza este grupo técnico con experiencia “parte de la idea de proteger y conservar los elementos del túnel, manteniendo así su esencia”.

Entre otros elementos a proteger, el informe habla de los revestimientos de piedra y ladrillo, de los espeleotemas presentes, de los apartaderos y de restos de la línea de telégrafos e incluso alguna traviesa que sigue existiendo en el túnel. “Todos ellos tienen un valor patrimonial y cultural que recomiendan preservar”, explica Fernández.

Para poder llevar a cabo la puesta en servicio del túnel indica que, “va a ser necesario acometer un proyecto constructivo que además previamente tiene que disponer de unos estudios previos como son el estudio topográfico del túnel y sus accesos, un análisis geológico-geotécnico del mismo entorno y una campaña de prospección con georrádar para detectar grosores insuficientes de revestimientos o huecos entre el revestimiento y el macizo rocoso que hubiera que rellenar”.

Todos estos trabajos técnicos previos a la ejecución de las obras, tendrían un coste estimado de 285.560 euros. Ya para esta fase de estudios técnicos se recomienda acondicionar los accesos al túnel, ensanchando los mismos y eliminando el agua acumulada en los dos tramos iniciales de ambas bocas del túnel, dándole salida hacia cada uno de los valles respectivamente. Esta obra tendría un coste estimado de unos 78.000 euros.

Los accesos a acondicionar tienen una longitud aproximada de 150 metros en la zona sur (Sopuerta) y 200 metros en la zona norte (Castro-Urdiales).

En cuanto al resto de las obras necesarias se describen en el informe las siguientes: refuerzo de las bocas, consolidación estructural del túnel, drenaje, firmes y pavimentos, sistema de iluminación del túnel. La estimación que se hace en el informe, recalca el edil del área, “sobre el coste de todas estas obras es de 1.931.160 euros y un plazo estimado de ejecución de las obras es de 14 meses”.

Como se puede ver, concluye, “tanto los estudios técnicos como las obras tienen un coste muy importante que será necesario que venga financiada con la ayuda de administraciones provinciales y que aproveche al máximo la posible financiación con fondos europeos”.

Herrán, por su parte, ha recalcalado que, “la apertura de este túnel es de vital importancia para la comunicación peatonal y ciclista con Vizcaya”, ya que se sumaría a las existentes por la ruta de la costa a través de la vía verde del Piquillo, entre Ontón y Covarón, y la ruta de interior a través del antiguo trazado de ferrocarril minero Castro-Alén, permitiendo además unir las vías verdes entre si en territorio vizcaíno.

Se trata por tanto, destaca la Alcaldesa, “de una inversión que tendría su retorno en una oferta turística enfocada en el turismo de naturaleza, deportivo y cultural, además de en muchas visitas a nuestro municipio por habitantes de la provincia vecina y de las zonas muy pobladas del Gran Bilbao”. Pero sobre todo, indica la regidora, “se recuperaría un patrimonio minero de mucho interés que hasta ahora no se ha intentado recuperar” pese a que se hizo un primer intento que se quedó en las buenas intenciones allá por los años 2008 y 2009. Ahora este equipo de gobierno, estando entre nuestros compromisos electorales el completar la rehabilitación de las Vías Verdes, insiste el edil socialista, “sí ha dado este primer pasos para avanzar en su rehabilitación y apertura”.

Por todo ello, Susana Herrán inisite, que “hemos iniciado pasos desde Castro-Urdiales que han contado con gran consenso reforzando la voluntad de llevar a cabo esta actuación”, y finaliza que “somos conscientes qe tanto nuestro Ayuntamiento como el de Sopuerta necesitará apoyos del Gobierno de Cantbaria y del Gobierno Vasco, por lo que habalremos con todas las administraciones necesarias para que poder hacer realidad la reapertura del Túnel de Herreros”.

“Estamos seguros que todos vamos a estar a la altura de este reto que se nos plantea y que debe ser un realidad lo antes posible para poder conectar con esta vía peatonal y ciclable, a través de esta obra de ingeniería minera como es el túnel de Herreros, los municipio de Castro-Urdiales y Sopuerta, 55 años después”, han concluído.

831c384c 6af7 4b1f be41 009c65752532

También podría interesarte... (mgid)

También podría interesarte... (adsense)

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver