Revilla pide responsabilidad para que Cantabria pueda pasar pronto a la fase 2

Responsabilidad y moderación para evitar una marcha atrás en la lucha contra el coronavirus. Esa es la petición que ha realizado hoy el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, al conjunto de la ciudadanía en vísperas de que la Comunidad Autónoma entre en la fase 1 del proceso de desescalada, que permitirá cierta reapertura de la actividad socioeconómica y la movilidad por todo el territorio.

"Es el momento de la responsabilidad personal, somos los principales luchadores contra el virus. Si tomamos las medidas como propias, por beneficio personal y solidaridad con los demás, estoy seguro de que los datos irán mejorando. No estropeemos lo que hemos conseguido hasta ahora, fruto del ejemplar comportamiento ciudadano", ha dicho Revilla en la comparecencia de prensa que ha ofrecido al término de la reunión de la Conferencia de Presidentes, la novena desde la activación del estado de alarma.

El presidente ha iniciado su intervención haciendo un repaso a la situación sanitaria de Cantabria, donde en estos momentos hay 550 casos activos, de los que tan solo 36 precisan de atención hospitalaria, y la evolución sigue siendo "muy favorable". Por encima de todos los indicadores, Revilla ha considerado "espectacular" el número de curados, 1.933 de un total de 2.686 casos contabilizados, según el último dato disponible.

Para el jefe del Ejecutivo, la fotografía sanitaria actual de la Comunidad Autónoma es fruto de comportamiento ejemplar de la ciudadanía, en líneas generales, y ha asegurado que, si se siguen cumpliendo las normas y las medidas de seguridad recomendadas, la región está en una "situación perfecta" para promocionar a la fase 2 el próximo 26 de mayo.

Sobre la fase inicial, que comienza mañana, Miguel Ángel Revilla ha valorado que se hayan atendido la mayoría de las peticiones de Cantabria, como la apertura de ITVs y concesionarios sin limitación de superficie, la ampliación hasta el 50% del espacio de ocupación de las terrazas o la autorización para que se pueda jugar a los bolos, entre otras cuestiones.

Sin embargo, considera "inexplicable" que no se haya incluido en esta primera etapa la pesca recreativa, que sigue prevista para la fase 2, una demanda en la que coinciden Cantabria, Asturias y Galicia y cuya negativa, en su opinión, responde a la falta de conocimiento por parte de quienes asesoran al Gobierno de España en esta materia.

Revilla ha vuelto a reclamar con contundencia esta medida a Pedro Sánchez, que se ha comprometido a estudiar la posibilidad de adelantar su práctica a la próxima semana. "En la medida que veamos cosas que se puedan adelantar, lo vamos a pedir", ha confirmado el presidente.

 

Fondo COVID, IVA, Valdecilla y superávit ayuntamientos

Por otro lado, Miguel Ángel Revilla ha reiterado al presidente del Gobierno algunas de las peticiones que viene planteando en las últimas reuniones y sobre las que Cantabria sigue sin recibir respuesta hasta la fecha.

La primera de ellas es conocer el criterio de reparto de los 16.000 millones de euros anunciados la semana pasada por Pedro Sánchez para repartir entre las comunidades autónomas y compensar el gasto provocado por el COVID-19, que en Cantabria alcanza los 200 millones de euros, según los cálculos. Para Revilla, lo justo sería distribuir ese dinero de acuerdo con el coste real de los servicios, el mismo modelo por el que se rige el sistema de financiación autonómica. Sin embargo, no es demasiado optimista al respecto: "No tengo muy buenas impresiones, porque han ido cambiando los criterios y ahora mismo lo que va a primar fundamentalmente, nos han dicho, es el número de hospitalizaciones y de UCIs, y ahí nosotros tenemos muy poca gente", ha señalado.

En su opinión, "sería totalmente injusto que estos fueran los únicos criterios, además del de la población", porque no se tendría en cuenta el esfuerzo que ha realizado el Servicio Cántabro de Salud para atender a los enfermos fuera del ámbito hospitalario y para contratar a cerca de 450 profesionales sanitarios.

Otras peticiones ya históricas de Revilla son el pago de los 45 millones de euros que el Estado adeuda a Cantabria por la liquidación del IVA de 2017 y que el Gobierno de Cantabria va a reclamar por la vía judicial; que se autorice a los ayuntamientos cántabros a destinar los 450 millones de euros de superávit acumulado a dinamizar la economía y, por último, el abono de los 22 millones de euros correspondientes a la anualidad de 2016 del convenio de financiación de las obras del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, causa sobre la que existe ya un fallo de la Audiencia Nacional favorable a Cantabria.

En relación a esto último, el presidente cántabro ha solicitado de nuevo a Pedro Sánchez que el Estado no recurra el fallo ante el Tribunal Supremo, "porque lo van a perder también, pero supondría que igual tardamos en cobrarlo 2 o 3 años".

Adnow

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver