Santullán sigue pendiente de una cédula de habitabilidad para poder abrir el albergue de peregrinos de la "Casa del Cura"

ONDA CERO CASTRO

La Junta Vecinal de Santullán está a la espera de que el departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de Castro Urdiales conceda la cédula de habitabilidad para poder inaugurar la ‘casa del cura’ que ha sido rehabilitada gracias a la inversión de 228.667 euros del Gobierno de Cantabria.

Las obras fueron entregadas a la Junta en abril y ahora, una vez se otorgue la cédula de habitabilidad, se realizará el trasladado de la Casa de Juntas, acondicionando también con el mobiliario el albergue de peregrinos en la planta baja, con capacidad para 10 plazas. Un albergue que aún no está abierto pero que ya ha suscitado el interés de peregrinos que hasta allí se han acercado, nos decía el alcalde pedáneo Julián Revuelta, que cree que hará falta más plazas para la alta demanda existente.

El nuevo edificio ubicado en una parcela de 1000 m2 también dispone de una sala de multiusos de casi 100 metros para distintas actividades que puedan organizarse, entre ellas, reuniones, conferencias, sala de estudios, etc.

La Junta vecinal dotará al inmueble del mobiliario necesario para las oficinas y también para el albergue, con la instalación de literas, butacas, lavadora y microondas, entre otros servicios.

Por otro lado, Revuelta confía en que esta legislatura vea la luz el proyecto de mejora de la carretera Otañes-Santullán, una prioridad para la Consejería de Obras Públicas, tal y como ha manifestado el consejero Jose Luis Gochicoa. “Es una vieja demanda”, ha dicho el pedáneo que ya se reunió junto al resto de compañeros del grupo municipal con el consejero quien les trasladó el interés por ejecutar esta obra.

Una carretera que se debería dotar de iluminación, considera el alcalde de Santullán, que también habla de la necesidad de solucionar el punto negro de la rotonda de Sámano.

Cada uno va a lo suyo

Finalmente, sobre las demandas que las pedanías puedan canalizar a través del Consejo de Juntas, Julián Revuelta cree que antes se hacía mucha más fuerza. “Había más unión y se pedían cosas en conjunto de interés general; ahora veo poca fuerza en el grupo de alcaldes y que cada uno va a hablar de lo suyo”, lamenta. Espera además, que se cambie la financiación de las Juntas por parte del Ayuntamiento y que se pague a principios y no a finales de año para que las pedanías que tienen que organizar fiestas en los primeros meses puedan hacer frente a los gastos.

NOTICIA EXTERNA

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver