Revilla defiende en Castro Urdiales el tren con Bilbao y asegura que su "gran ilusión" es "verlo en marcha" el año que viene

ONDA CERO CASTRO

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, defendió ayer en Castro Urdiales la mejora de la conexión ferroviaria con Bilbao, asegurando que su "gran ilusión" es verlo "en marcha" el año que viene, al menos en sus primeros trámites, porque este proyecto significará "un antes y un despúes" para Cantabria y dará "facilidades" al "trasiego" de personas con el País Vasco, con paradas en Castro y Laredo. Además y al ser un tren mixto para pasajeros y mercancías, potenciará la industria y será "complementario" para los puertos de Santander y Bilbao.

"El tren con Bilbao sería la bomba", ha dicho Revilla en respuesta a preguntas de los alumnos de 5º y 6º de Primaria del colegio San Martín de Campijo, que hoy ha visitado para participar en los actos organizados con motivo de la semana cultural dedicada a Cantabria.

Durante la entrevista con los escolares castreños, que será publicada en la revista del centro, el presidente ha instado a los jóvenes a amar Cantabria y sus pueblos, y a presumir de raíces. Interpelado por su motivación para entrar en política, Miguel Ángel Revilla ha señalado que con la llegada de la democracia y la creación del estado de las autonomías se abrió la posibilidad de recuperar el nombre de Cantabria: "Eso determinó y cambió mi vida", ha apuntado.

El jefe del Ejecutivo ha explicado que al principio hubo algunas "controversias", pero ahora, cuarenta años después, el proceso autonómico de Cantabria es "irreversible" y "nadie volverá a quitarnos jamás el nombre".

Los alumnos se han interesado también por los incendios forestales provocados recientemente y por sus responsabilidades como presidente del Gobierno. En este sentido, ha confesado que, cuando fue elegido por primera vez en 2003, sintió "mucha responsabilidad", porque para él Cantabria es "lo máximo".

Además, ha afirmado que de pequeño quería ser maestro y ha recordado anécdotas de su infancia en Salceda (Polaciones).

Revilla se ha mostrado encantado de visitar este colegio de Castro Urdiales y compartir estos momentos con los niños de Cantabria, porque son el "futuro". Asimismo, ha dado la enhorabuena a los profesionales de la educación por el excelente trabajo que llevan a cabo diariamente y por inculcar las tradiciones de la región a las nuevas generaciones.

El presidente ha estado acompañado por el director del colegio, Rafael García, además de otros miembros del equipo directivo, profesores y padres de los alumnos. El colegio público cuenta con 235 alumnos y un claustro formado por una veintena de miembros.

NOTICIA EXTERNA

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver