El Alcalde y el constructor Jon Loroño se reunirán la semana que viene para abordar alguna posible solución al Hotel Miramar

CASTRO PUNTO RADIO

El alcalde de Castro, Ángel Díaz-Munío, se ha puesto en contacto hoy con el constructor Jon Loroño después de que éste publicará ayer una carta abierta en la que se muestra dispuesto a ofrecer parte de su patrimonio económico para salvar el Hotel Miramar del derribo.

Como el propio Loroño ha explicado en Castro Punto Radio, "el alcalde me ha llamado esta mañana y nos hemos emplazado a un reunión la semana que viene para ahondar en el asunto". Según el constructor, Díaz-Munío "quiere salvar el edificio y dice que todo lo que pueda depender de él, lo hará". Loroño ha añadido que pretende "dar todos los pasos codo con codo con el Ayuntamiento porque el alcalde está por la labor de salvar el Miramar, al igual que yo".

Loroño ha dejado claro que "lo prioritario y más urgente es evitar el derribo" y, a partir de ahí, poder hablar de qué podría albergar el edificio y cómo podría explotarse".

Por la cabeza de este constructor ronda alguna idea como la de "hacer alguna sala de exposiciones y dotarlo de servicios que permitieran su mantenimiento, como quizá un restaurante, una tienda de productos castreños o lo que sea". No obstante, "eso iría más adelante, en una segunda parte, y sería algo que habría que pensar".

Lo que tiene claro Loroño es que "me gustaría trabajar en ese inmueble" y realizar las obras oportunas de remodelación. "Un gasto importante que, de momento, no puedo valorar porque no conozco el Miramar por dentro. Habría que verlo y estudiar qué se puede hacer ahí".

Imagen de archivo de Jon Loroño y el alcalde durante el acto de recepción del APD-2 de Cotolino.

NOTICIA EXTERNA

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

Volver