Print this page

Los discapacitados castreños dicen que la plaza del Ayuntamiento no es accesible

http://img829.imageshack.us/img829/7826/wwweldiariomontanesespr.jpgLa Asociación de Discapacitados de Castro, Adicas, realizó un informe en el que se valora la ejecución de las obras de reforma de la plaza del Ayuntamiento en relación a la accesibilidad y eliminación de barreras arquitectónicas. Éste informe ha sido remitido a todas las formaciones políticas del Consistorio junto a un escrito en el que Adicas lamentó que las obras se estén ejecutando siguiendo el proyecto original y «no se están teniendo en cuenta las recomendaciones planteadas por Adicas, ni las normativas vigentes respecto a la accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas».


Según se recoge en el informe, los pavimentos que se están colocando mediante la reutilización del canto rodado existente, «no cumplen con la normativa que exige la colocación de pavimentos duros, compactos, regulares, antideslizantes y sin resaltes». Desde Adicas se denunció además que las losas de piedra con que se realizará la trama de paso son de 1 metro de ancho, cuando según la normativa el mínimo exigido es de 1,5 metros. Una cuestión en la que según se recoge en el escrito.

Adicas contaba con el «compromiso» de la anterior corporación de «realizar cambios in situ».

Tras el cambio de gobierno municipal. Adicas volvió a reunirse con el nuevo alcalde, Iván González así como con el edil de Asuntos Sociales, Guadalupe Liendo. En la reunión, según comentaron desde la asociación se les planteó realizar un seguimiento de las obras.

Sin embargo, «no se ha obtenido respuesta alguna sobre nuestras peticiones», lamentaron.

Además de la estrechez de los pasos, el informe también recoge otras cuestiones como el hecho de que no se ha ampliado la rampa existente «hasta lograr una condiciones mínimas que garanticen la segura utilización a todos los usuarios».

Hace dos meses, el Pleno aprobó consultar con Adicas todos los proyectos de nuevas acometidas en el municipio, con la intención de que previamente a su realización se pudiera conocer si se cumplen las medidas mínimas de accesibilidad. Por este motivo, el escrito firmado por José Antonio Cortés, presidente de la asociación consideró que «no se ha cumplido el compromiso acordado» y añadió que «no se ha respetado la libertad de uso y disfrute de los espacios públicos a todas las personas sin distinción de ningún tipo». Cortés aprovechó además para recordar su «entera disposición» para asesorar de forma «desinteresada» no sólo sobre esta cuestión sino sobre cualquiera relativa a la accesibilidad en Castro y sus pedanías.