Castro multa con 2.400 euros el tener un perro sin licencia

Pasear un perro por Castro sin licencia, suelto y sin bozal puede salir muy caro. Y si no que se lo digan a los 29 vecinos que han sido multados entre junio y noviembre de este año por incumplimiento de las ordenanzas medioambientales.

De entre todos, algunos han tenido que hacer frente a una multa de 2.400 euros, la más alta de todas. Esta sanción se impone a aquellos vecinos que tienen perros o animales potencialmente peligrosos sin licencia. La multa por llevar estos canes sueltos y sin bozal asciende a los 600 euros. Y para los que no se consideran peligrosos la sanción oscila entre los 101 y los 300 euros.

La concejal de Medio Ambiente de Castro Urdiales, María Maciel (PRC), hizo público ayer el número de expedientes con procedimientos sancionadores que se han contabilizado en su departamento entre junio y noviembre de este año y que asciende a 116.

De entre todos, el mayor número de multas se han impuesto por llevar los perros sueltos, después estarían las sanciones por ruido en los bares (24), ruido en viviendas (20) y ruido de perros que están en casas solos durante el día (19).

Maciel aseguró ayer que el aumento de la población en Castro y el hecho de que cada vez la gente tenga más perros ha provocado que el número de estas sanciones sea el mayor. «Lo que pretendemos dando a conocer estos datos y sobre todo la sanciones que conllevan estas conductas incívicas es que la gente tenga a sus perros atados, con bozal y con licencia cuando corresponda».

La mayoría de las multas que se han impuestos a los dueños de perros se deben a que los llevan sueltos y sin bozal. Sólo un tercio de las 29 multas registradas por este tipo se debe a que llevan los perros sin licencia.

Ruidos en bares y viviendas

Otra de las particulares 'luchas' de la Concejalía de Medio Ambiente tiene que ver con los ruidos en los bares. Las multas por superar los límites permitidos no han disminuido. Por esa razón la Policía Local tiene ordenes de realizar inspecciones en aquellos bares y pubs sobre los que ya hay quejas y/o denuncias vecinales por ruidos.

En esas inspecciones, los agentes deberán comprobar la presencia de equipo de reproducción sonora y la exposición del cartel anunciador en lugar visible, en el que debe constar la fecha de la licencia municipal, la categoría del establecimiento y el horario que le corresponda.

Otra de las medidas acordadas por el equipo de gobierno municipal es la actualización del listado de licencias de apertura y actividad de los establecimientos hosteleros.

En lo que sí han descendido el número de sanciones es en el capítulo de coches abandonados y limpieza de las calles. «Parece que los vecinos sí se han concienciado sobre estos temas», señala Maciel.

 

También podría interesarte... (adsense)

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver