Los pescadores de arte menor de la flota de Castro temen por el futuro de 45 familias

http://easycaptures.com/fs/uploaded/433/1924382004.jpgLos 15 barcos de arte menor o de pesca artesanal de la flota de Castro Urdiales no pasan por su mejor momento. Hace unos días se cerró el caladero de la merluza y los armadores dicen que lo que la pesca obtenida «no es suficiente para subsistir».

Ayer, el patrón mayor de la Cofradía de Castro Urdiales, Pablo Villasante, ofreció una rueda de prensa para denunciar la situación por la que atraviesa la flota castreña. «Hemos pedido en varias reuniones que nos permitan pescar merluza el segundo trimestre y el cuarto, pero no nos lo han concedido. Este año nos han cerrado el caladero el 10 de mayo, cuando sólo hemos pescado el 70% del TAC (Totales Admisibles de Captura)».

Villasante cree que los barcos de arte menor «están abandonados». Ante la falta de soluciones, ha solicitado una reunión con el consejero y el director de Pesca del Gobierno regional para trasladarle el malestar de la flota.

Al margen de este encuentro, el próximo lunes se celebra en Gijón una reunión en la que se tratará la situación de la costera de la merluza y dónde la Cofradía de Castro intentará exponer su situación.

45 familias

El presidente de la Cofradía considera que la situación «es grave» porque afecta a 45 vecinos y sus correspondientes familias. «El TAC para las artes menores es insuficiente. El mayor pastel se lo llevan los barcos de arrastre. Nos la están jugando. Si no se potencia este tipo de pesca, desaparecerá». Villasante cree que la flota de Castro podría subsistir con una cuota de diez toneladas de merluza por barco.


También podría interesarte... (adsense)

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver