Print this page

Solo 150 minutos de carril reversible

La segunda prueba piloto del carril reversible, que intentará paliar los atascos en el A-8 entre Bizkaia y Cantabria, fue fugaz. El segundo entrenamiento antes de la gran carrera ya en serio que se celebrará los próximos Miércoles Santo, en horario de tarde-noche, y el Jueves Santo, por la mañana, solo se prolongó dos horas y media.



Ayer, como ocurrió con el primer ensayo celebrado el pasado viernes, el dispositivo de colocación de conos en el carril invadido al sentido de la A-8 que entra en Bizkaia se desarrolló afortunadamente con normalidad y con una flexibilidad de actuación "cuya hora de comienzo y finalización ha variado en función de la evolución de los flujos de tráfico", indicaron fuentes de Tráfico. Previsto el arranque para las cuatro de la tarde, la barrera móvil que encauzaba la circulación por el vía alternativa no se abrió hasta pasadas las seis, "debido a que no se daban las condiciones adecuadas de densidad de tráfico", indicaron. Esa misma razón de circulación fluida fue la que supuso que para las 20.30 horas se desactivará la medida tras 150 minutos de servicio.

Ello implicó que los conductores que entraban a Bizkaia tuvieran que aguantar las restricciones que supuso la presencia de un carril delimitado por conos a partir de la tres de la tarde, hora en la que finalizó el proceso de colocación de las medidas de seguridad. Muchos conductores no veían lógico restringir el paso de su plataforma en detrimento de un tráfico que no existía.

Y es que las condiciones en que se celebró ayer el ensayo fueron idénticas a las de hace una semana. El tramo reversible dio comienzo junto al área de servicio de Ugaldebieta, en el punto kilométrico 130,200, y concluía más de treinta kilómetros después, en el punto 160,700, cerca de la salida de Liendo.

Los vehículos que optaron por utilizar este nuevo carril o les indicaba la Ertzaintza que se introdujeran al circular por el carril más pegado a la mediana debieron recorrerlo en su totalidad, ya que no cabe la posibilidad de tomar las diferentes salidas de la autopista que existen en ese tramo hacia localidades como Castro Urdiales.

Ayer, los conductores, todavía poco acostumbrados a una medida inédita hasta el pasado viernes, no siguieron las condiciones que marcan la circulación por este carril adicional.

Destinado solo para turismos (ni tan siquiera los que arrastren una caravana podrán usarlo), los coches que circulaban no tenían las luces de cruce como es preceptivo y la velocidad, en algunos casos, sobrepasaba los 80 kilómetros por hora y cuando se acumulaban varios vehículos, la distancia de seguridad obligatoria no era respetada.

Operación salida La Dirección de Tráfico espera que el miércoles, la primera prueba de tráfico real, el dispositivo sirva a su propósito. La previsión es que el vial adicional entre Ugaldebieta y Liendo se habilite entre, aproximadamente, las dos de la tarde y las diez de la noche, mientras que para la mañana del Jueves Santo el carril estará activo desde las 9.00 y las 15.00 horas.

Todo ello dentro del marco de la operación salida que ya ha sido diseñada. 200 agentes se desplegarán por las carreteras vascas en las que se prevé 450.000 desplazamientos. La fase de salida de la operación especial de tráfico de Semana Santa tendrá lugar el miércoles próximo de 13.00 a 24.00 horas y el jueves, 21 de abril, entre las 8.00 y las 15.00 horas. La fase de retorno se llevará a cabo desde las 15.00 hasta las 24.00 horas del lunes día 25 de abril.