Un titán vasco en Sagunto

Político, empresario, naviero, abogado... Un «titán», un «hombre que creaba industria», una de las figuras más relevantes del arranque del pasado siglo XX. Así era Ramón de la Sota y Llano (Castro Urdiales 1857, Getxo 1936), cuya «odisea» vital ha sido recogida por su bisnieto, Pedro de la Sota, en un documental ya visto en el Museo Guggenheim de Bilbao el pasado septiembre y que ayer fue proyectado en Puerto de Sagunto, cuyos Altos Hornos -hoy ya cerrados- fundó, junto a las minas de Ojos Negros, en Teruel, y la línea férrea para llevar el mineral hasta el Mediterráneo. Una iniciativa que dio esplendor al puerto levantino, que cuando De la Sota se fijó en él apenas era un páramo y que con los años se convirtió en una ciudad de 50.000 habitantes.



El film, 'El hacedor de realidades', narra en apenas 52 minutos los últimos 36 años de vida de un emprendedor introvertido, silencioso y volcánico, que antes de dejar huella en Levante fundó junto a su primo Eduardo Aznar la naviera 'Sota Aznar', la compañía Euskalduna y otros tantos proyectos, menores en comparación con estos pero también muy relevantes. La irrupción de la guerra europea supuso un fuerte impulso para el grupo, que en parte se dedicaba al equipamiento bélico.

Tres generaciones de Sota arroparon ayer la película: dos bisnietos, entre ellos el director del film, cuatro bisnietas y otras tantas tataranietas, que se mostraron «encantados» con la acogida en Sagunto, cuyas autoridades les regalaron colgantes y pines en plata con la simbólica efigie de los Altos Hornos. Antes del estreno, habían disfrutado de una paella y un paseo por la playa y de un recorrido que les descubrió rincones saguntinos que su antepasado, muy reservado, nunca les había descrito.

Los familiares dibujaron a un hombre «serio» y «entregado» a sus proyectos que «estaba trabajando todo el santo día», y enmarcaron el documental en un intento de reivindicar su figura. Ramón de la Sota, afiliado al PNV y castigado por el franquismo, que expropió todos sus bienes diversificados entre edificios, terrenos y barcos -a la familia le costó medio siglo recuperar parte del patrimonio-, se ha mantenido no obstante vivo en las aulas, porque su legado intelectual ha sido objeto de estudio incluso en la Universidad.

También podría interesarte... (adsense)

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver