La empresa Conservas Lolín incluye una planta de túnidos que ya se encuentra ...

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, inauguró ayer las instalaciones y la nueva línea de producción Supone la creación de más de 50 puestos de trabajo que se suman a los 150 empleos ya existentes en la conservera

«Lolín es sinónimo de calidad y en un mundo globalizado lo que se vende es lo nuevo y aquí, en esta empresa, sale de lo mejor que se puede comer en el mundo». Así de claro se mostró ayer el presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, tras la inauguración de las nuevas instalaciones de 'Conservas Lolín', empresa especializada en la elaboración de anchoa del Cantábrico en aceite de oliva y salazones, que ha visto incrementada su producción con una línea de fabricación de bonito, que ya está operativa.

El acto de inauguración contó con la presencia de multitud de autoridades políticas. Entre ellas, estuvieron presentes, además del presidente regional, el consejero de Obras Públicas, José María Mazón y el consejero de Presidencia, Vicente Mediavilla, como representantes del Gobierno regional. Del mismo modo, asistieron el presidente del PP cántabro, Ignacio Diego, y el vicesecretario del PRC, Rafael de la Sierra. Entre las autoridades locales, destacó la presencia del alcalde de Castro Urdiales, Fernando Muguruza, y de varios miembros de la Corporación municipal.

Como no podía ser de otra manera, los anfitriones del acto fueron el presidente fundador de Conservas Lolín, Manuel Gutiérrez Elorza 'Lolín', y sus hijos Fernando y Jesús, responsables de la conservera. También hubo representantes de grandes superficies como Eroski, El Corte Inglés y Carrefour, de empresas de comercialización, distribución, etc...

Alternativas de calidad

Una vez que Revilla y Gutiérrez Elorza descubrieron la tradicional placa conmemorativa, las autoridades giraron una visita por las nuevas dependencias para conocer 'in situ' el funcionamiento de la fábrica.

Al término de la visita, el presidente regional señaló que esta inauguración «es importante para Lolín, para su familia y para Castro Urdiales porque tener una instalación de estas dimensiones, donde se genera empleo y sale la calidad que sale, es para sentirnos orgullosos todos».

Para Revilla, Lolín es una «institución dentro de las conservas en Cantabria. Su nombre permanecerá para siempre unido a aquellos que aprecian la calidad, sobre todo esas famosas anchoas que abren las puertas en todos los lugares», apuntó.

Además, el presidente del Ejecutivo cántabro valoró el hecho de que Lolín «haya ampliado la producción de bonito del Cantábrico y destacó «el mimo con el que se trabaja el producto y la profesionalidad de una empresa que sabe hacer las cosas muy bien».

Por otro lado, Revilla fue optimista sobre la posibilidad de que «haya de nuevo anchoa en el Cantábrico». «Hay que seguir insistiendo, yo creo que volverá a haber anchoa en el Cantábrico», apostilló. «Mientras tanto hay que buscar otras alternativas para que la empresa siga generando empleo y siga obteniendo calidad», dijo.

Para ello, Revilla puso como ejemplo el alto stock de ventresca y bonito del que dispone 'Conservas Lolín' y que es «del mismo nivel y calidad que la anchoa».

Por su parte, el consejero delegado de 'Conservas Lolín', Jesús Gutiérrez, se mostró encantado con la puesta en marcha de la nueva planta de fabricación de bonito y confió en que los resultados de este proyecto sean satisfactorios para los clientes, teniendo en cuenta que «el bonito que los pescadores han capturado este temporada en el mar Cantábrico cuenta con una gran calidad».

Finalmente, el presidente de Cantabria hizo mención a la relación que mantiene en la actualidad con el alcalde de Castro Urdiales, Fernando Muguruza, y que calificó como «fría». Y es que ambas autoridades apenas cruzaron sus miradas durante el tiempo que duró el acto. «Legalmente es el alcalde pero para mí moralmente no lo es. Es un tránsfuga, y por tanto comprenderán mi estado de ánimo, teniendo en cuenta mi aversión a esa figura», aseveró Revilla.

Las instalaciones

Con una inversión de 4,5 millones de euros, en la que ha colaborado la Consejería de Pesca del Gobierno de Cantabria con una subvención de 1,8 millones de euros, las nuevas instalaciones están destinadas a la fabricación de hasta 25 toneladas de bonito por día y a la fabricación de 25 nuevas referencias de atunes y bonitos, partiendo de pescado fresco del mar Cantábrico.

Esta nueva línea de producción está destinada principalmente al mercado español e italiano, y supondrá la creación de más de 50 puestos de trabajo, que hay que sumar a los cerca de 150 empleos que en la actualidad genera esta conservera, con más de 50 años de experiencia en la fabricación de salazón y semiconserva de anchoa.

Fundada en el año 1955 por Manuel Gutiérrez Elorza, 'Conservas Lolín' mueve cerca de 4 millones de kilogramos entre materias primas y productos terminados, con un volumen de más de 4.100 metros cúbicos de instalaciones de frío. Ha conseguido que sus productos logren una gran penetración en el mercado español, italiano y en el resto de la Unión Europea.

El 'caviar y oro rojo' de Cantabria.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, no dudó a la hora de saborear las anchoas de Conservas Lolín que, como él reconoce, le han abierto las puertas en muchos lugares; por ejemplo, en la Moncloa.

El alcalde, en un segundo plano.

El alcalde de Castro Urdiales, Fernando Muguruza, estuvo presente en la inauguración de la fábrica Conservas Lolín, aunque prefirió permanecer en un segundo plano. Sin duda, su mala relación con Revilla fue la causa.

JESÚS GUTIÉRREZ CASTRO CONSEJERO DELEGADO DE CONSERVAS LOLÍN. «El consumidor será el que nos juzgue»

-Supongo que es un día especial para Conservas Lolín.

-Sí. Es un momento muy especial porque es la culminación de un año y medio de trabajo, sobre planos, sobre la estrategia a seguir, sobre cómo íbamos a salir en el mercado y qué queríamos hacer con la nueva planta de bonito. Ahora, todo aquello que se puso en el papel, afortunadamente ya es una realidad.

-¿Cuántos puestos de trabajo ha creado esta nueva planta de bonitos?

-Si en su día hablábamos de que podíamos llegar a crear entre 40 y 50 puestos de trabajo, hoy ya podemos decir que ya llegan prácticamente a los 60 puestos de trabajo, por lo que estamos realmente satisfechos.

-¿Y qué me dice de ese nuevo producto?

-Creo que hemos dado con un producto que va a satisfacer a nuestros clientes, aunque serán los consumidores quienes deban juzgarlo. Estamos muy contentos porque el bonito que este año han traído nuestros pescadores es de excelente calidad.

-¿Cómo es que la fábrica de Lolín aún no estaba inaugurada?

-Es una de las cosas que dejas para un mes, para otro... Al final la hemos inaugurado después de nueve años, pero con un motivo especial que es la inauguración de la planta de túnidos. Lo que no podíamos hacer era inaugurar una planta sin haber inaugurado la fábrica. Aunque ya sabe todo el mundo que la fábrica de Lolín en Castro lleva funcionando muchos años.

-Conservas Lolín sigue apostando por la creación de la marca de calidad 'Pescado del Cantábrico'.

-Es en lo que creemos. Se está trabajando y no va haber parón. Vamos a estar toda la cadena de valor representada porque es una apuesta muy importante. Ahora hay problemas con la anchoa, pero eso no tiene nada que ver para que al consumidor le digamos de dónde procede el producto. Nosotros pensamos que el consumidor lo que prima y a lo que otorga valor añadido es a la materia prima y en este caso el pescado del Cantábrico es mejor en calidad que el de cualquier otro mar del mundo.

Extraído de: eldiariomontanes.es

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver