Tomás Sánchez Lombraña / «Debemos motivar a la gente para que salga de casa»

Las buenas condiciones meteorológicas durante el pasado año 2006 y la celebración del Año Jubilar Lebaniego han propiciado un aumento de turistas para el sector hostelero en Cantabria y también en Castro Urdiales. Pero no todo han sido buenas noticias como nos ha comentado el hostelero Tomás Sánchez Lombraña, un lebaniego afincado en la localidad desde hace más de treinta años y que es propietario de la discoteca 'Safari', en la zona de copas. Sánchez Lombraña es además vicepresidente de Pubs y Discotecas de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria.
-¿Cómo afecta a los empresarios castreños la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria?

-Les afecta de una forma genérica en lo que a la hostelería se refiere porque tocamos todos los apartados. Tenemos asistencia jurídica, fiscal y de atención. Tenemos todos los servicios que conlleva la hostelería a través de la asociación. Además podemos disponer de cualquier información directamente, que es lo que hacemos. Mantenemos contacto directo con los asociados a nivel de toda la comunidad. Ante cualquier necesidad que surja a cualquiera de nuestros asociados será tratada y se resolverá a través de nuestra asociación.

-¿Los asociados tienen buena predisposición a atender lo que dice la asociación?

-Dentro de este gremio, en el que por desgracia estamos luchando y seguimos luchando, nos cuesta dar un paso. Lo bueno es que el número de asociados crece.

-¿Qué balance se puede hacer del año pasado en Castro Urdiales?

-Hemos cerrado el 2006 teniendo en cuenta que el consumo por cliente ha bajado mucho con respecto al año anterior. Ya en 2005 también ocurrió, pero este año se ha pronunciado más debido a lo que todos sabemos, al problema adquisitivo. Ha bajado también por otros motivos, por ejemplo, en casa cada vez hay más comodidades. La sociedad de consumo nos ha quitado el apartado del ocio.

-Sin embargo, la población ha aumentado.

-Así es. Está suplementado por ese gran incremento de la población. En definitiva, nosotros tenemos que hacer más esfuerzo, trabajar más, para ganar lo mismo. Este año hemos tenido dos factores fundamentales. La climatología este año nos ha acompañado, se ha extendido mucho el verano y eso ha permitido que la gente salga más. El otro factor se debe al Año Santo Jubilar Lebaniego. Esta promoción tan importante que ha hecho el Gobierno de Cantabria nos ha repercutido de alguna manera también.

-Pero el Año Jubilar Lebaniego termina esta primavera.

-Sí, pero nos han prometido desde la Consejería que habrá otras promociones para fomentar el turismo en Cantabria. Es importante que la promoción continúe de alguna manera.

-¿Las previsiones para el presente año?

-De momento seguimos con la misma base, es decir, seguir unidos en Castro Urdiales porque cuatro ojos ven más que dos.

-¿La buena meteorología durante las pasadas navidades ha ayudado a la hostelería?

-Sí. Ha sido de alguna manera una compensación del bajo consumo por cliente. Esta ha sido una de las razones por las que hemos cubierto las previsiones.

-¿Qué tiene que hacer la hostelería en Castro Urdiales para resurgir?

-Estamos con ideas que debemos compartir con la Concejalía oportuna del Ayuntamiento. Comerciantes y hosteleros estamos en contacto y hemos tenido alguna reunión para, entre todos, aportar ideas y llegar a un buen fin. En el apartado del ocio es más difícil porque debemos motivar a la gente para que salga de casa.

Fines de semana

Conseguir que la gente salga de casa parece sencillo, pero cada vez es más complicado. Tomás Sánchez Lombraña, vicepresidente de pubs y discotecas de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria ofrece posibles ideas para conseguir esto. «Cuando digo sacarles de casa, digo montar actividades que satisfaga a toda la gente».

La población que se acerca a Castro Urdiales los fines de semana y especialmente por la noche, está disminuyendo gradualmente. «La gente se está concienciando de que no puede conducir cuando ha bebido alcohol», señaló.

Por otro lado, esta situación, aunque parezca contradictoria, beneficia a la hostelería castreña. «Nuestra población es lo suficientemente amplia para que la hostelería pueda sobrevivir. Los castreños tampoco van a otros lugares y por lo tanto se quedan en la ciudad».

Extraído de: eldiariomontanes.es

Adnow

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver