M.A. invertirá más de 3,5 millones en la III fase del saneamiento del municipio

El secretario general de los socialistas de Castro Urdiales, Angel Gil Redondo, acompañado por el alcalde pedáneo de Mioño y concejal del Ayuntamiento, Víctor Echevarría Sáez, ha valorado, “muy positivamente ” los acuerdos aprobados recientemente por el Gobierno de Cantabria. Angel Gil comenzó señalando que “el pasado 15 de febrero, el Consejo de Gobierno aprobó la III Fase del Saneamiento Integral de Castro Urdiales, consistente en la intercepción y transporte de los vertidos de los núcleos de población más alejados del saneamiento ya existente, con lo que se completará la red de saneamiento en Castro”.

Los dirigentes socialistas Angel Gil y Víctor Echevarría valoran positivamente esta actuación.

Señaló que “la obra consiste en la construcción de tres colectores para recoger los vertidos domésticos de las pedanías de Otañes, Santullán, Lusa, Mioño, Montealegre, Helguera, Allendelagua y Cerdigo, con un presupuesto total cercano a los 3,5 millones de euros, siendo el plazo de finalización de la obra 12 meses. Con esta III Fase, el Gobierno regional, concretamente la Consejería de Medio Ambiente, dirigida pro José Ortega Valcárcel, cierra en nuestro municipio lo que se conoce como ciclo integral del agua. Gracias a la consecución de esta obra, Castro Urdiales controlará todo el proceso del agua desde la primera gota de lluvia en nuestro suelo hasta su emisión al mar en las debidas condiciones”.

Captación y abastecimiento.

“Es decir, se gestionará adecuadamente la captación, el transporte y abastecimiento de agua potable a toda la población gracias a la Autovía del Agua, la recogida y transporte de todos los vertidos del Municipio para llevarlos a las depuradoras (saneamiento), y su tratamiento para devolver al río ó al mar agua depurada. Todo este proceso es obra de una consejería gobernada por el PSOE, que lo ha ejecutado o puesto en funcionamiento en, prácticamente, una Legislatura y que ha supuesto una inversión total de 35,2 millones de euros (6.000 millones de las antiguas pesetas)”.

Gil Redondo puntualizó que “quiero recordar que al comienzo de esta legislatura en Castro no había agua potable suficiente para la ciudadanía. Había que pinchar por el subsuelo de todo el municipio para buscar unos litros y se traían, incluso, camionescisterna de otras provincias para abastecer de agua potable a la ciudadanía. Pero, además, el agua que se vertía en los domicilios iba directamente a pozos sépticos, a ríos o directamente al mar. Era agua sin depurar y todos recordamos su incidencia contaminante sobre los ríos y la costa. Acordémonos de los vertidos que salían al mar por detrás de Santa María. Pues bien, esta situación ha cambiado rápidamente en solamente una Legislatura. Quiero recordar que en la legislatura municipal anterior, los que ahora gobiernan y que entonces estaban en la oposición, en una actitud de ignorancia o deslealtad, que no sé qué es peor, culpaban al entonces Ayuntamiento socialista de esta situación y le exigían la ejecución de las obras. Hoy ha sido el Gobierno de Cantabria quien las ha realizado, sin que el Ayuntamiento castreño haya tenido que poner ni un solo euro; tal y como tiene que ser”.

Según Gil Redondo, “este proyecto global permite afrontar el futuro de Castro Urdiales, de acuerdo con la normativa ambiental comunitaria durante muchos años. Castro va a poder desarrollar su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), sin que tenga problemas con el agua, ni en lo relativo al abastecimiento y consumo, ni en lo referido al saneamiento y depuración, porque está diseñado para muchos más habitantes que la población actual. Castro cumplirá la normativa de desarrollo sostenible exigida por la Unión Europea. Con este proyecto Castro se pone a la cabeza también en lo que a diseño ambiental se refiere”. Víctor Echevarría dijo que “esta actuación es importantísima y quiero resaltar algo fundamental que posee Castro Urdiales, como son dos ríos que atraviesan este municipio, el de Sámano que se convierte en el Brazomar al final, y el Cabrera de la pedanía de Mioño, cauces que pasarán de ser casi cloacas por lo vertidos que reciben a lo largo de sus recorridos, a ser fuentes de vida y riqueza natural, algo que los vecinos, sobre todo los que viven junto a sus riberas, lo notarán rápidamente una vez se ejecuten estas obras”.

“La primera actuación comprende los núcleos urbanos de los barrios samaniegos de Montealegre y Helguera, que incluye una estación de bombeo en Montealegre que enviará las aguas residuales a la red general de Sámano. La segunda actuación, quizás la más importante por su envergadura, afecta a las pedanías de Otañes, Santullán, Lusa y Mioño hasta su conexión en el Alto de La Cruz”.

Río Cabrera.

“Dentro del río Cabrera existen una serie de aliviaderos que devolverán el agua al cauce principal antes de su desembocadura en la playa de Dícido, ello quiere decir que el río mantendrá agua y, además, limpia. Implica también, una estación de bombeo ubicada en la EDAR actual ubicada en Dícido, la que bombeará el agua hasta el Alto de La Cruz y por gravedad llegará a la red principal de Castro en la zona de Brazomar; actuación que completa, por otro lado, la inversión que está realizando en el pueblo de Otañes, que afecta también a Santullán, con la construcción de un depósito con capacidad de 300 metros cúbicos de agua, con el que Otañes tendrá una capacidad importante para cubrir el desarrollo urbanístico que está teniendo ”. “La tercera actuación y que completa la III Fase del Saneamiento, consiste en el tramo comprendido entre Cerdigo y Allendelagua, que llevará las aguas residuales hasta la EDAR de Castro. Obras que comenzarán, posiblemente, en el verano”.

Extraído de: elalerta.com

Adnow

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver